spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

López Davidson no sale de una y ya está metida en otra

El diputado pecenista Francisco Merino, afirmó en Twitter que el presidente del COENA pidió al PCN sus votos para quitarle la inmunidad al presidente Nayib Bukele.

spot_imgspot_img

¿Qué estará pasando por la cabeza del presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Gustavo López Davidson? Se puede preguntar cualquier persona, cuando hace un par de días dijo en una entrevista televisiva que tenía más de los 43 votos para desaforar al presidente Nayib Bukele.

Ciertamente ambos mantienen una tensa relación. El 7 de noviembre pasado fue el gobernante quien como ya es costumbre, a través de su cuenta de Twitter, ordenó al ministro de la Defensa Nacional, Francis Merino Monroy, preparara una denuncia para presentarla en la Fiscalía General de la República (FGR), contra el dirigente tricolor por supuesto hurto de armas de la Fuerza Armada y estafa agravada en perjuicio de la institución castrense.

Luego llegó el turno del arenero, cuando el 27 del mismo mes, demandó en la Cámara Segunda de lo Penal por $8 millones a Bukele por calumnia y difamación, luego que lo tildara en las redes sociales de “ladrón y mercader de la muerte”.

Mientras, el diputado de Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), Numan Salgado, escribió hace dos días en su cuenta que “Gustavo López dijo que tiene los 43 votos en la Asamblea para desaforar al presidente Bukele y llevarlo a los tribunales, mientras el presidente consigue importantes donaciones para nuestro país”. ¿ARENA y sus aliados piensan en enjuiciarlo, harán una comisión especial?

El mandatario también reclamó al decir que ARENA ocupaba las donaciones para pagar sus campañas, en alusión al expresidente Francisco Flores (1999-2004), quien habría utilizado $10 millones en donaciones de Taiwán que estaban destinados para atender a las víctimas de los terremotos de 2001, pero fueron a parar para financiar la campaña del partido de derecha. Flores falleció el 30 de enero de 2016 a raíz de una hemorragia cerebral.


Pero hoy fue el diputado del Partido de Concertación Nacional (PCN), Francisco Merino, quien afirmó que López Davidson le pidió a su partido los votos (9) para quitar el fuero a Bukele. El legislador calificó de “loco” al presidente de ARENA; un día antes el diputado Francis Zablah de GANA, se refirió en los mismos términos hacia el arenero.


El diputado arenero Gustavo Escalante, que junto a Milena Mayorga, Felissa Cristales y Arturo Simeón Magaña, tienen un proceso interno en el Tribunal de Primera Instancia del partido por presuntamente faltar a los estatutos, comentó que “ARENA está a la deriva, con un presidente que pasa más en los juzgados y en la Fiscalía que en la propia sede del partido, defendiéndose de actos del pasado que le impiden pensar en trabajar por los salvadoreños”.

Escalante, a finales de noviembre escribió lo que a su criterio será el legado que dejará López Davidson al partido: demandado por falsedad material, ideológica, estafa y tráfico de armas; comercializar medicinas tóxicas que generan reacciones graves (y potencialmente mortales) y hundir a ARENA.

Efraín Ávalos, un abogado constitucionalista, explicó en Twitter que no se debe confundir fuero con “autorización legislativa” para procesar a un funcionario con inmunidad. Aunque la Asamblea autorice el procesamiento, el funcionario siempre conserva el fuero; y esta palabra, significa que hay una autoridad especial que juzga al funcionario.

Johnny Wright Sol, presidente de Nuestro Tiempo y exdiputado de ARENA (2015-2018), consideró que los cargos políticos no deben ser utilizados para solventar rencillas personales. “La institucionalidad no está para eso. Hay que escuchar, proponer, y cuestionar con sustancia, La oposición destructiva no beneficia a nadie, le comparto un consejo al presidente de ARENA…"



spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias