spot_img
spot_img
jueves, 21 de octubre del 2021

Lobby Anticlerical

Les quiero advertir sobre algo, no hay que engullir todas las noticias sensacionalistas que circulan y se comparten en internet, se deben analizar con cabeza frí­a y profundamente.

Es evidente que existe un Lobby Anticlerical que busca desacreditar sacerdotes y a la Iglesia Católica con la narrativa de los abusos a menores y la pederastia. No niego que existan tales casos y que deben ser tratados con rigor y justicia, pero este lobby busca magnificarlos en una bien diseñada campaña  de desprestigio que se catapulta desde Europa y se disemina en el mundo e incluso ha llegado a América. 

Esta campaña tiene un componente letal y es el de fomentar el odio en algunas comunidades que cada vez asechan y atacan a la Iglesia sin ningún motivo. Ejemplos que podemos citar: El padre Jacques Hamel  asesinado en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray (Francia) por una célula del Estado Islámico el 26 de julio de 2016. El otro lamentable caso el del sacerdote católico Giorgio Costantino de 74 años de la parroquia de Santa Marí­a del Divino Socorro de Reggio Calabria (Italia)  atacado por un grupo de jóvenes a las afueras de la iglesia por pedirles hacer silencio mientras jugaban al futbol, recibió una descomunal paliza que lo llevó a la muerte.

Detrás de este lobby anticlerical hay grupos y organizaciones; corrientes ideológicas afines a la izquierda internacional que no les cae en gracia que la Iglesia Católica sea consultada por la opinión como referencia moral de la sociedad en algunas naciones, este lobby exige ferozmente la independencia Estado – Iglesia sobre todo cuando se manejan temas sensibles como despenalización, tolerancia y legalización marital LGTB; defensa de regí­menes totalitarios etc donde la Iglesia defiende y fija posturas.

La Iglesia siempre ha incidido en los temas de interés social, ha denunciado y por eso es perseguida, sino miremos el caso del régimen venezolano que desestima las exigencias de la conferencia episcopal venezolana ante el cese de la represión al pueblo que lucha por la libertad en las calles. Ha tenido profetas que han muerto por enfrentar estados y dictaduras poderosas con el fin de que impere la justicia que ordena el evangelio y el pueblo pueda vivir en paz. No hay que ir muy lejos y ver el caso del Beato Monseñor Oscar Romero en El Salvador, mártir por la verdad; el atentado y el odio contra San Juan Pablo II por ser un luchador incansable y caudillo libertador de su patria Polonia de las garras de los recalcitrantes regí­menes totalitarios que dominaban con mano de hierro la Europa del Este.

Celebrar misa ya no es cosa fácil en algunas parroquias en Europa, lleva su riesgo, pero muchos hombres de fe están preparados para afrontarlos, es cierto, el terrorismo islámico amenaza a la fe cristiana, pero también el lobby anticlerical persigue a la Iglesia y a sus miembros, eso es una realidad que cada uno de nosotros debe conocer, entender y aceptar.

spot_img

Últimas entradas