spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

Lecciones y retos para las izquierdas

Ante los cambios mundiales y los cambios nacionales que están ya en camino, las fuerzas populares también deben cambiar, renovar compromisos e ideales

spot_imgspot_img

En dí­as recientes destacados intelectuales de izquierda de Latinoamérica estuvieron en El Salvador en el marco de las celebraciones de los 25 años de los Acuerdos de Paz, quienes en gran medida  en vez de festejar el acontecimiento se dedicaron a exponer sus puntos de vista de manera crí­tica y autocrí­tica acerca de los procesos polí­tico-democráticos en Latinoamérica. ¡Bien por ello!

Importante porque la soberbia polí­tica ciega a los gobernantes, sean de derecha sean de izquierda. Esa es la labor de los intelectuales: hablar y pensar crí­ticamente sobre las realidades que viven y que estudian.

Hay al menos tres puntos centrales de la autocrí­tica, al menos en Brasil y Argentina, donde los gobiernos  se agotaron y no están en el poder, mismos que  se pueden sintetizar en lo siguiente: tras la llegada al poder gubernamental se da un alejamiento de las izquierdas de las mayorí­as sociales,  que han sido su base histórica; falta de cambios estructurales, incluso en el terreno de las comunicaciones y se fomenta la corrupción.

En conjunto esos tres ingredientes han dinamitado a las izquierdas de Brasil y Argentina, pero también están presentes en mayor y menor medida en el resto de paí­ses en los que fuerzas de izquierda han llegado al poder.

En muchos casos parecí­a que los ponentes invitados estaban hablando de la realidad salvadoreña. Se aplicaba aquello de que se lo digo a Juan para que lo oiga Pedro, pero el mensaje era claro: O se ponen las pilas o este es el camino al fracaso”¦

El momento para El Salvador es bueno, al mismo tiempo que complicado. Por un lado, la derecha local quiere derrotar al segundo gobierno del FMLN cueste lo que cueste, pero también éste debe revisar sus fallos. Por otro lado, a nivel mundial se da un cambio en EEUU hacia la ultraderecha, con visos todaví­a no confirmados del nuevo quehacer geoestratégico.

Ante los cambios mundiales y los cambios nacionales que están ya en camino, las fuerzas populares también deben cambiar, renovar compromisos e ideales, así­ como actualizar las ideas de la lucha por la democratización, el desarrollo y la justicia social para todos los salvadoreños; no más el impulso de programas y planes que perpetúan la pobreza y la exclusión.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias