spot_img
spot_img
miércoles, 20 de octubre del 2021

La nueva normalidad

Se habla de una reactivación gradual de la economía que se  proyecta iniciar el 17 de mayo: ¿Es una nueva normalidad?. Nueva normalidad es la forma de llamar a la realidad que se configura en medio de la cuarentena y después de terminar con el estado de emergencia.

Uno se pregunta: Tiene sentido hablar de una nueva normalidad, cuando en nuestro país, lo que está haciendo el Coronavirus es profundizar graves problemas estructurales que existían antes de la pandemia y hoy se han hecho más graves, o se trata de utilizar este concepto como una simulación para hacernos creer que nada va a ser igual después del COVID-19. Todo es relativo. Lo nuevo es que hoy existe más desempleo y pobreza: en El Salvador, están en riesgo más de  70,000 empleos, y son 66 mil hogares los que pueden sumarse a los 491 mil hogares que ya viven en pobreza. Lo distinto será el llamado teletrabajo, se trata de hacer actividad profesional sin presencia física en la empresa, parece que será una gran ventaja, para las empresas, pues disminuirá los costos de producción, ya no necesitarán entre otras cosas, tanto espacio para oficinas, pero al  teletrabajar la empresa debe respetar los derechos de los trabajadores en materia laboral, de seguridad y de salud, del mismo modo que si la prestación se realizara en el centro de trabajo.

La nueva normalidad puede traer el auge de la economía solidaria, organizar circuitos de abastecimiento, por medio de la agricultura familiar que aportaría a un sistema de abastecimiento de los alimentos que consumen los salvadoreños.

Nadie discute la necesidad de un plan para la reactivación gradual de la economía, es indispensable que la Asamblea Legislativa cree una Comisión de Emergencia Económica, para que formule, analice y evalúe propuestas de política pública económica efectivas, con la participación de los trabajadores, empleadores y gobierno, una Tripartita.

Además las empresas deben comprometerse a contar con  protocolos de salud y seguridad para sus empleados, clientes y financiar las pruebas del COVID a sus empleados para velar por la salud de estos. En fin en la formulación de las medidas a tomar en la reapertura de la economía nacional deben participar todos los sectores.

Nueva normalidad en lo inmediato significa terminar gradualmente con la cuarentena domiciliar, en España que tiene 217.466 contagios; 25.264 muertes; los niños pueden salir acompañados de sus padres, los corredores y ciclistas también. Ya están pensando en cómo será el reencuentro con familiares o amigos. trabajan en un plan de desescalada permitirán reuniones entre un máximo de diez personas. O sea que si se puede, encontrar maneras de volver a la normalidad: la vieja o la nueva.  No debemos dejar de pensar en las actuales circunstancias en la santísima trinidad: La Salud, la economía y el Estado de Derecho. Hoy toca al mismo tiempo resolver los tres aspectos. No se vale so pretexto de cuidar la salud y la vida de las personas estrangular la economía, ni mucho menos terminar con la democracia y el Estado de Derecho.

spot_img

Últimas entradas