spot_img
spot_img
sábado, 18 de septiembre del 2021

La democracia dentro de los instrumentos democráticos del paí­s

spot_img

El artí­culo 85 de nuestra Constitución establece que: “El Gobierno es republicano, democrático y representativo. El sistema polí­tico es pluralista y se expresa por medio de los partidos polí­ticos, que son el único instrumento para el ejercicio de la representación del pueblo dentro del Gobierno (“¦)”, es decir que la única forma que seamos representados dentro de nuestro Gobierno democrático es a través de los partidos polí­ticos.

Planteado lo anterior podemos esperar que esos instrumentos, cuando menos, sean democráticos en sí­ mismos, es decir que, en sus procesos internos, en la toma de decisiones, y en sus actuaciones en general sean abiertos, transparentes e inclusivos, cumpliendo las reglas de la democracia que todos conocemos.

Sin embargo, como ya sabemos esa no es la realidad en nuestro paí­s, las cúpulas de los dos partidos tradicionales, FMLN y ARENA, han utilizado las reglas de la democracia como eslogan de campaña, y han tratado de dar una impresión de ser entes plenamente democráticos, situación que a lo mejor pudieron disimular en el pasado, pero con una población actualmente más formada, critica, pendiente del ejercicio estatal y mucho más frustrada, difí­cilmente lo podrán seguir sosteniendo.

Dentro de ambos institutos polí­ticos después de la pérdida de las pasadas elecciones, las voces que a lo interno exigí­an cambios dentro de las estructuras crecieron como espuma, y esto obligó a ambas cúpulas a dar algunas acciones en esa dirección, pero como dice el refrán del dicho al hecho”¦

Del lado del FMLN se dio lo que podrí­a calificarse como el paso más concreto en respuesta a las voces que pedí­amos cambios, se anunció el adelanto de las elecciones internas para el próximo mes, ya me he referido en los defectos del proceso en ocasiones anteriores, pero hay algo que en definitiva deja en evidencia la intención de la cúpula de no desarrollar un proceso plenamente democrático, y que no lo diferencia de las practicas que tanto critican a otros, con la campaña que ha iniciado la actual cúpula y sus allegados luchan por mantener el control de la estructura a través de sus patrocinados, no solo promoviéndolos y apoyándolos, sino desprestigiando a todo aquel que no piense como ellos, una estrategia extremadamente incoherente con un partido que se dice plural, inclusivo y que lucha contra la injusticia social.

Por el lado de ARENA, muchos pedí­an esos cambios, principalmente jóvenes quienes exigen que ya haya un relevo generacional, seguramente haciendo una lectura de lo sucedido el último año, después de eso se desataron una serie de señalamientos y acusaciones de uno y otro bando, incluso entre las mismas estructuras, discusiones tan productivas como determinar ¿qué fue primero el huevo o la gallina?, finalmente, cuatro meses después, se anunciaron por parte de su cúpula las tan exigidas elecciones internas, habrá que ver cómo avanza este proceso, y si se tratará de un ejercicio de democracia real y no sólo una medida para callar las voces disonantes.

Lo que está claro en ambos casos es que las cúpulas actuales, bajo múltiples argumentos y prácticas, están pasando por alto muchas de las reglas de la democracia, principalmente la relacionada a la alternancia del poder, esto nos lleva a preguntarnos ¿cómo podrí­a verse identificada la población con ellos? ¿cómo esperan que la gente confí­e en ustedes para que les representen en el Gobierno? Es una situación por demás lamentable y preocupante, y es que, ante tales acciones antidemocráticas por parte de ambas estructuras, no podemos esperar más que el debilitamiento y la desligitimación de ambos institutos ante la población, que se verá obligada a buscar otras alternativas para ser representados, como ya lo hicieron las elecciones anteriores, pero nuevamente parece que la lección no fue debidamente aprendida; de seguir en este declive ¿cuál será el discurso o el mensaje que darán a la población de cara a las elecciones de 2021? ¿Qué excusan pondrán? ¿Qué la población se equivocó, que no hubo tiempo de realizar cambios? Si los cambios no se ven desde ya, sino se dan muestras claras de ser institutos verdaderamente democráticos y que como tales nos podrán representar en nuestro Gobierno que por Constitución es, entre otros, democrático, entonces el movimiento natural de la población será buscar o crear nuevos espacios que de verdad les representen en esta nueva época, donde han cambiado las reglas de la gobernanza y quien logre reinventarse tendrá alguna oportunidad de sobrevivir, esperemos que todos los institutos polí­ticos evoluciones y se adapten a la nueva realidad, y se conviertan en verdaderos instrumentos democráticos al servicio de la población y el paí­s.

spot_img

También te puede interesar

Nery Granados
Abogado y analista
spot_img

Últimas noticias