spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

Justicia, verdad y reconciliación

Hay sectores que dicen: borrón y cuenta nueva... O perdón y olvido... Eso es cruel e injusto, y ahora inconstitucional, para cualquier ví­ctima y sus familiares

spot_img

Luego de la anulación de la Amnistí­a de 1993  por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, muchas personas están esperanzadas en encontrar justicia y verdad ante lo que han sufrido, pero otro sector está temeroso de que "le está llegando la hora…"

Y puede ser cierto: "ha llegado la hora", pero de la justicia, la verdad y la reconciliación. Lo que hizo aquella amnistí­a fue proteger a los responsables de horrendos crí­menes y dejar sin verdad a las ví­ctimas, por lo tanto, impidió una verdadera reconciliación.

¿Qué podí­a hacer una familia con un hijo o un padre desaparecido? Un dí­a se lo llevaron en un carro sin placa y nunca más se volvió a saber de él. Esa familia tiene derecho a la justicia, a la verdad y a la reparación de semejante delito de lesa humanidad.

También las familias de empresarios o profesionales que fueron secuestrados y asesinados por grupos insurgentes tienen derecho a la justicia, verdad y reparación por semejantes crí­menes de lesa humanidad.

No debe haber pretexto de falta de tribunales o de abogados; escasez de recursos para no hacer justicia e investigar los graves crí­menes cometidos antes y durante la guerra civil.

En Sudáfrica, paí­s que fue devastado por una guerra civil quizás de mayor magnitud que la nuestra, pudo poner al victimario frente a la ví­ctima, a la que le dijo la verdad y le pidió perdón. Y las ví­ctimas fueron generosas. Entonces vendrá la reconciliación.

Es bochornoso que crí­menes como el de Mons Romero, Roque Dalton, Roberto Poma y la masacre de El Mozote estén en la impunidad más profunda.

Hay sectores que dicen: borrón y cuenta nueva… O perdón y olvido…  Eso es cruel e injusto, y ahora inconstitucional, para cualquier ví­ctima y sus familiares.

No hay que temerle a la justicia. Ésta es la base de la democracia y la verdad. Este proceso abonará a una verdadera reconciliación y pondrá un punto final para que semejantes hechos no vuelvan a ocurrir.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias