spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

J.J. Dalton: “Tienen que pedirle perdón al paí­s”

El asesinato del poeta Roque Dalton reveló una práctica sistemática en las organizaciones de guerrilla

spot_img

La discusión sobre la búsqueda de justicia y reparación en el paí­s, luego de los crí­menes cometidos en el contexto del conflicto armado, se mantiene activa.

En dí­as recientes, el presidente Nayib Bukele también recordó uno de los crí­menes que ocurrieron cuando el paí­s ya estaba en tiempos violentos: el asesinato del poeta Roque Dalton (mayo 1975). En sus redes sociales (3 de junio), ordenó destituir de la dirección de Protección Civil a Jorge Meléndez, uno de los que participó en el asesinato del poeta.

“Tienen que pedirle perdón al paí­s”, dijo Juan José Dalton, hijo del poeta y director de Contrapunto. “Asesinaron a un poeta nacional, reconocido”, reiteró, durante una entrevista matutina para TVM.

Un dí­a antes, Meléndez pidió perdón por una broma que hizo años atrás. En mayo de 2005, la revista de periodismo investigativo, Enfoques, publicó una entrevista con Meléndez cuando aún no tení­a cargos en el Gobierno. En esa ocasión, el entrevistado explicó que sí­ sabí­a todo lo que habí­a sucedido cuando el poeta Dalton fue asesinado por sus mismos compañeros de guerrilla. Luego indicó que no podí­a dar más detalles, porque pensaba escribir un libro sobre eso  y, si revelaba los detalles antes, nadie lo leerí­a.

“Una broma tonta, lo reconozco. Le pido perdón a Juan José” y al resto de la familia, señaló Meléndez, este martes 4 de junio.

El hijo del poeta Dalton señaló: “ese no es el perdón que queremos. Lo que buscamos es el reconocimiento de que él participó (en el asesinato) y que nos digan dónde están los restos (del padre)”, señaló Dalton hijo.

Sin embargo, criticó que sobre él siga pesando la acusación por la muerte del poeta. “Hay un juicio y el juicio me dejó en libertad, ¿soy acusado?” expresó Meléndez.

Pero Benjamí­n Cuéllar, del Laboratorio de Investigación y Acción Social contra la Impunidad, señaló que la situación es diferente. “Prescripción no es lo mismo que absolución”, advirtió Cuéllar. 

En el juicio, celebrado en 2012, el juez dictó sobreseimiento para Meléndez y para el otro acusado del crimen, Joaquí­n Vilalobos. El motivo fue que ya habí­a pasado el tiempo establecido en ley para juzgar un asesinato.

“El proceso por el caso de Roque Dalton no está cerrado. Tenemos un amparo en la Sala de lo Constitucional y tenemos una demanda en la CIDH. La misma demanda aplica para Meléndez y Villalobos”, dijo Cuéllar, durante la entrevista en la radio 107.7 FM. Se refiere a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

La familia de Dalton espera que la Sala pueda ordenar una nueva investigación por parte de la Fiscalí­a General de la República. Consideran que la búsqueda de los restos que se hizo no fue suficiente. En ese tiempo estaba Luis Martí­nez como titular de la Fiscalia.

“Roque Dalton pensaba distinto. (Pero) estaba prohibido tener pensamiento propio y sigue siendo prohibido. Hay que tener pensamiento único: el del partido. Tener un pensamiento propio y hablar con verdad y razón era arriesgado”, dijo Cuéllar, en la entrevista de radio. “Habí­a una práctica sistemática de asesinar o desaparecer a disidentes dentro de las organizaciones”, añadió, admeás, Cuéllar.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias