spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

Investigación dicen que COVID-19 se propagó en EE.UU antes que estadounidenses lo supieran

En las cinco principales ciudades de Estados Unidos, hasta el 1 de marzo, sólo había 23 casos confirmados de coronavirus, aunque de acuerdo con el modelo del Nordeste, para entonces podría haber habido en realidad unos 28.000 contagios en esas ciudades

spot_img

La enfermedad del coronavirus (COVID-19) probablemente se propagó en múltiples ciudades de Estados Unidos mucho antes de que los estadounidenses supieran, señaló un informe del periódico The New York Times, citando una nueva investigación de la Universidad del Nordeste.

Para el momento en que la ciudad de Nueva York confirmó su primer caso del coronavirus el 1 de marzo, "miles de contagios ya se habían propagado en silencio por la ciudad", señala el informe titulado "Brotes ocultos se propagaron por las ciudades estadounidenses mucho antes de que los estadounidenses lo supieran, señalan los cálculos", publicado el jueves en nytimes.com.

Brotes ocultos también se estaban "propagando sin detectar casi por completo" en Boston, San Francisco, Chicago y Seattle, "mucho antes de que las pruebas demostraran que cada ciudad tenía un problema mayor", indica el informe, que cita los resultados de un modelo de la propagación de la enfermedad realizado por los investigadores de la Universidad del Nordeste.

"Incluso a inicios de febrero –mientras que el mundo se enfocaba en China– el virus no sólo probablemente se estaba propagando en múltiples ciudades estadounidenses, sino que también estaba sembrando brotes de contagios en otras partes en Estados Unidos, descubrieron los investigadores", señala el informe.

En las cinco principales ciudades de Estados Unidos, hasta el 1 de marzo, sólo había 23 casos confirmados de coronavirus, aunque de acuerdo con el modelo del Nordeste, para entonces podría haber habido en realidad unos 28.000 contagios en esas ciudades, añade el informe.

Las autoridades de Salud del condado de Santa Clara en el estado occidental estadounidense de California confirmaron el martes que dos pacientes murieron de la COVID-19 al menos tres semanas antes de la primera muerte conocida en Estados Unidos por el virus el 29 de febrero en Kirkland, en el estado de Washington.

Lo que dicen las autoridades de California

Autoridades sanitarias de California revelaron el miércoles 22 de abril que dos residentes del estado murieron como consecuencia de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, a principios y mediados de febrero, semanas antes de que se reportara oficialmente el primer deceso en EEUU.

La información fue anunciada por autoridades del condado de Santa Clara, donde tuvieron lugar las muertes, y confirmada por el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por su acrónimo en inglés), la principal organización sanitaria del gobierno federal.

Hasta el anuncio, la primera muerte considerada oficial había tenido lugar el 26 de febrero y correspondía a una persona en el estado de Washington, en la costa oeste del país. Los decesos en cuestión ocurrieron el 6 y 17 de febrero. El primero corresponde a una mujer de 57 años, residente de Silicon Valley.

“Estas personas murieron en casa, en un momento en que teníamos muy pocas pruebas, y solo se hacían a través de los CDC”, dijo el forense del condado de Santa Clara. En ese momento los lineamientos del CDC indicaban que solo se debía testear a aquellos que hubieran viajado al exterior y mostraran síntomas de la nueva enfermedad.

Funcionarios locales indicaron que ninguna de las dos personas viajó a lugares que fueran considerados focos de contagio en ese momento.

Sara Cody, la directora de salud del condado, dijo por su parte que en ese entonces las muertes probablemente se atribuyeron a la gripe común: “Seguramente el virus ya estaba presente en enero y febrero y no lo estábamos buscando", dijo. E indicó que la falta de acceso a insumos necesarios y la ausencia de un abordaje cohesivo les impidió identificar las muertes.

De haber tenido acceso a testeos masivos antes, haber documentado el nivel de transmisiones en el país y haber entendido que ya había gente muriendo, entonces sí, probablemente hubieramos actuado antes", expresó en diálogo con medios locales.

“Lo que estas muertes nos dicen es que teníamos un grado de transmisión comunitaria que era probablemente bastante alto mucho antes de lo que sabíamos. Y eso indica que el virus había se había manifestado en nuestras comunidades mucho antes de lo que sabíamos”, agregó.

Considerando que pueden pasar entre una y dos semanas desde que las personas contraen la enfermedad hasta que mueren de ella, la fecha de la primera muerte sugiere que el virus ya estaba presente en California en enero. La primera infección reportada en todo Estados Unidos tuvo lugar el 21 de febrero, en el estado de Seattle, también en el estado de Washington.

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias