jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

INJUVE revela que directora anterior no habría dejado eficiente orden administrativo

¡Sigue nuestras redes sociales!

Actual y anterior directoras del INJUVE tuvieron ciertos encontronazos verbales, respecto a la situación administrativa de la institución.

Un inusual choque entre instituciones del oficialismo, dejó al descubierto las deficiencias administrativas del Instituto Nacional de la Juventud (INJUVE), las cuales fueron heredadas a la actual directora de la institución, Zaira Pineda.

La problemática se registró el lunes en comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto 2021, cuando los parlamentarios solicitaron información relacionada a remociones de subdirectores departamentales de un programa del INJUVE y la misma no había sido enviada por la entidad.

Pineda y el gerente general de la institución, Miguel Meléndez, esgrimieron las preguntas de los diputados al indicar, que el Legislativo no había solicitado la documentación a Casa Presidencial (CAPRES), ya que se rigen con las normativas del Ejecutivo y ellos son los que les podían dar la autorización para proporcionar lo que pedían.

El primero en rebatir a los diputados fue Meléndez, quien explicó que realizaron consulta a Casa Presidencial sobre qué información podían compartir, ya que había información sensible en las peticiones. Agregó que le había extrañado de que los legisladores tuvieran información tan específica, cuando esta era solo de conocimiento de la junta directiva.

La comisión de hacienda exigía, entre otras cosas, convenios de subvención, informes de ejecución financiera y presupuestaria presentada a cooperación internacional, proyecto de presupuesto para ejercicio fiscal 2022; videos y audios de sesión de junta directiva de INJUVE desde mayo de 2021, y audios y videos donde —según denuncias— se amenaza a miembros del Consejo Nacional de la Persona Joven (CONAPEJ), actas y videos de las sesiones de junta directiva donde conste la remoción de los subdirectores de las subdirección de promoción al empleo juvenil, detallando la cantidad de votos con que se aprobaron estos, y la aprobación de quienes los reemplazaron.

“En las solicitudes había información que consideramos que es confidencial. Hay información que ninguna persona al instituto debería de poseer con esa exactitud de fechas. Nos pareció un tanto peligroso la fuga que podría haber de información. A raíz de eso, hemos notificado a CAPRES una posible fuga de información, para que se sigan los actos legales”, comentó Meléndez, que agregó haber recibido como respuesta que “se haría un análisis pertinente”.

Ese muro construido en el que nada se mueve si no se aprueba desde CAPRES fue barrera para que los diputados cian obtuvieran la documentación requerida.

Este papeleo era mayormente solicitado con insistencia por la diputada de La Paz, Marcela Pineda, quien dejó el cargo del instituto tras lograr obtener un curul en el Parlamento Salvadoreño, suerte con la que no corrió Zaira Pineda -ya que también fue candidata a diputada por la bandera cian en La Libertad en las pasadas elecciones-, pero que le valió para ser ubicada en la vacante que había quedado en el INJUVE.

Entre tanto, el ambiente en la comisión se puso tenso cuando Meléndez arremetió al decir “desde que ha iniciado la gestión de la licenciada (Zaira) Pineda, si algo se ha mejorado es el tema de ejecución y transparencia…”, en el momento que quiso continuar el diputado William Soriano lo interrumpió con la soberbia usual.

“No le estamos pidiendo excusas, le estamos preguntando que porqué no remitió la información que se le solicitó”, espetó.

Por lo tanto, la directora del INJUVE salió a su defensa al decir : ” mi función es velar por la parte administrativa, así como velar por los derechos y deberes de los jóvenes. Tengo que estar pendiente que todo esté en regla, toda la parte presupuestaria que sea administrada transparentemente… Si en otras administraciones o en otras gestiones del INJUVE no se hicieron ahora si, ya se hacen, por ejemplo si vamos a comprar algo nosotros pedimos autorización a (CAPRES) y hay pruebas”.

“Yo llego al Instituto y no se esta haciendo una buena labor o un buen trabajo y son personas que no nos están sacando adelante, tengo el derecho como titular a solicitar una revisión que en este caso sería a Capres”, detalló la titular del Instituto al ser cuestionada por la presunta remoción de los subdirectores de las subdirección de promoción al empleo juvenil, pero que finalmente se aclaró que no fueron despedidos sino que presentaron su carta de renuncia.

Mientras tanto, Marcela Pineda es la primera funcionaria del actual gobierno en conocer lo fundamental del Instituto de Acceso a la Información Pública y que la administración actual ha ido minando. Sumado a esto, Soriano leyó artículos de la LAIP, y acabaron dando ocho días más para que cumplieran su petición.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias