spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

Iglesia católica aboga por la prohibición de la minerí­a

Una vez más, el Arzobispo de San Salvador exhorta a los diputados para aprobar una ley de prohí­ba esta práctica

spot_img

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, se pronunció este domingo ante la explotación minera calificando está practica como una amenaza para la población salvadoreña y para el medio ambiente. Durante una conferencia anunció una marcha programada para el próximo jueves que busca motivar la aprobación de una ley que prohí­ba esta práctica.

El jerarca dijo que la iglesia y la población civil espera que los diputados del parlamento salvadoreño aprueben “por unanimidad” la prohibición de la minerí­a metálica para la protección de El Salvador.

"Estamos sumamente preocupados por la amenaza que conlleva la explotación minera por ser un paí­s tan pequeño y tan poblado. No es cierto lo que se ha dicho de que hoy hay capacidad para tener una minerí­a verde, ambientalista, porque se ocupa una gran cantidad de cianuro, que es sumamente letal", acotó. 

Recordó que para esta práctica se utilizan grandes cantidades de cianuro y es esto lo que hace más letal el proceso pues el impacto ambiental y a la salud del ser humano es irreversible .Anunció que este jueves la Iglesia Católica organizará una marcha en la que se le exigirá a la Asamblea Legislativa la aprobación de una ley que prohiba la explotación minera en el paí­s, e invito a la ciudadaní­a a sumarse a ella

El pasado 7 de febrero el arzobispo  llegó a la Asamblea Legislativa con un anteproyecto de ley para que se prohí­ba de forma definitiva la minerí­a en el paí­s. 

En octubre de 2016, el arzobispo ya habí­a hecho un llamado a los diputados durante una de sus habituales conferencias en Catedral Metropolitana, en esa ocasión expresó que “como iglesia elevamos la voz una vez más para exigir que la asamblea legislativa prohí­ba de una vez la minerí­a a cielo abierto y mediante cianuro”.

Junto al jerarca católico llegó el sacerdote Jesuita, Andreu Oliva, actual rector de la UCA, quien enfatizó en que el hecho de que no exista una prohibición para la explotación minera en el paí­s representa un “grave peligro para el medio ambiente y sobre todo al agua que el paí­s tiene ya de manera muy escasa; entonces, que no se dejen convencer por estas empresas mineras que nos han engañado de distintas maneras”.

Entre el 2000 y 2010, la dirección de Minas e Hidrocarburos del Ministerio de Economí­a recibió 95 solicitudes, tres de explotación minera y 92 de exploración de parte de distintas empresas. Sin embargo, una moratoria administrativa emitida en 2009 ha logrado parar, momentáneamente, las concesiones.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias