viernes, 13 de mayo del 2022
spot_img

Gobierno no sabe cómo financiará programas al retirar impuestos a la gasolina por 3 meses

¡Sigue nuestras redes sociales!

Además, el mandatario anunció que quita por un año los aranceles de la importación de 20 productos que corresponden a la canasta básica.

El presidente de la República, Nayib Bukele, no pudo detallar en cadena nacional como su gobierno va a financiar los proyectos que abarca el Fondo de Estabilización del Fomento Económico (FEFE) o “impuesto de guerra” y el subsidio al transporte colectivo, luego que anunciara que retira por tres meses el cobro de estos impuestos del costo de la gasolina.

El Ministerio de Economía hace un cobro de US$0.16 por el impuesto de guerra, mientras el subsidio al transporte colectivo o Impuesto de Contribución al Transporte (COTRANS) tiene un costo de US$0.10 por galón. Esto producto a que la invasión de Rusia a Ucrania, ha generado que el barril de crudo tenga un costo de más de US$100, algo inédito en la historia.

“Ministro vea como hacer para poder obtener estos fondos. Como Gobierno, nos tocará amarrarnos el cincho, pero no lo haremos en la obra pública. Tendremos que buscar de otros lados para recuperar lo que perdamos en recaudación. Sin embargo, el beneficio de la población será directo ya que implicará una disminución de US$0.26 en el galón de combustible desde que se haga la aprobación por la Asamblea”, enfatizó Bukele.

Sobre el FEFE, Bukele señaló: “Este impuesto recauda US$3.84 millones por mes; al quitarlo en tres meses, eso se calcula en US$11.5 millones que el Estado los va a dejar de percibir”.

Pero para hacer efectiva esta esta suspensión, el presidente necesita el aval de los diputados de la Asamblea Legislativa.

“Esto hay que llevarlo mañana (a la Asamblea Legislativa) hay que pedirles que hagan una sesión especial y se apruebe con dispensa de tramite para que salga rápido y creo que tendremos la buena voluntad de la Asamblea y la ventaja de tener una Asamblea afín y no como la de antes. Esto va ser aprobado rápido y que la gente sienta esto el lunes a mas tardar”, expresó Bukele.

A los pocos minutos de lo ordenado por Bukele, el presidente del parlamento salvadoreño, Ernesto Castro, programó para el domingo una sesión extraordinaria en la cual abordarán como punto único la medida del pedida por el Ejecutivo.

“El próximo domingo a las 9:30 am realizaremos una sesión plenaria extraordinaria en la
@AsambleaSV. Se convoca a los diputados de todas las fracciones legislativas”, publicó Castro en su cuenta de Twitter.

Estas dos medidas corresponden a las 11 que presentó el mandatario, con el objetivo de palear la crisis económica que se vive a escala mundial y que afecta los diferentes productos que adquieren los salvadoreños.

El resto de acciones que consiste el paquete se encuentran el despliegue de inspectores en todo el país para verificar que la gasolina que ingrese para comercialización cumpla con las características establecidas y no se haga una venta de combustible con menor octanaje o menor cantidad.

Junto a esto, se aplicará también sanciones para quienes cometan abusos en el comercio de la gasolina y productos derivados del petróleo, a fin de proteger a los consumidores en El Salvador. Otra medida será la aplicación de otro subsidio al gas propano, de US$8.04, para todos los salvadoreños, el cual será adicional al que ya se aplica en el país. Con esto, un 60 % de los salvadoreños podrá ser beneficiado con dos subsidios a este producto.

Además se sumaran inspectores en las distribuidoras de gas propano, quienes atendrán las denuncias ciudadanas y certificarán el peso de los cilindros de gas propano. Con esto se busca proteger a los consumidores salvadoreños y garantizarles la cantidad y calidad del producto que adquieran.

También incluye a los efectivos del Viceministrio de Transporte (VMT) y la División de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) en los principales puntos del transporte público. Esto, con el fin de garantizar que no se generen incrementos al precio del transporte en El Salvador y no se afecte a la población salvadoreña. Bukele aseguró que se han conocido denuncias en redes sociales de cobros incrementados en el servicio de transporte, por lo que se procederá con el incremento en las inspecciones de este tipo.

Por otra parte, el gobierno le va a apostar a la explotación de energías renovables por parte de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL). Además, el presidente solicitó al presidente de la CEL que se proceda con la renegociación con las distribuidoras de energía eléctrica para evitar que la potencial escases que exista en los hidrocarburos impacte en incrementos en el servicio de energía eléctrica en todo el país.

Además harán una exoneración de un año a los aranceles de productos como los aceite y las mantecas, el arroz azúcar, chiles, cebollas, fertilizantes, frijol negro y rojo, harina de maíz, harina de trigo, leche, maíz amarillo, maíz blanco, naranjas, papas, plátanos, repollo, tomates, trigo en cereal y a alimentos para animales. El mandatario pidió el apoyo de la Policía Nacional Civil (PNC) para la Defensoría del Consumidor, a fin de que se penalicen los incrementos injustificados que puedan realizar a este tipo de productos y que la exoneración de aranceles sea trasladada también a los consumidores.

“Esto ayudará en varias cosas. Inicialmente promoverá la sana competencia, ya que con el producto libre de arancel, los comerciantes podrán importar producto de otros países, aumentando la variedad y la sana competencia ampliando la oferta de producto. Si esos productos ya tienen sellos de autorización de países como Estados Unidos, por qué vamos a poner más burocracia nosotros para su importación. La burocracia sigue siendo lenta, a pesar de que hemos agilizado varios procesos. Lo que buscamos es que los beneficios no se vengan a percibir dentro de seis meses, sino que sean instantáneo”, explicó el mandatario.

El Salvador recibe esta estrategia cuando es el segundo país más riesgoso después de Venezuela y con él incrementa la desconfianza del pago de sus deudas.

El panorama económico del país también se agrava debido a que el rendimiento de los bonos salvadoreños sigue en picada. Solamente en la última semana han perdido más de un 14 % de su valor. Esta volatilidad del mercado global y la desconfianza de inversionistas se están viendo alimentados por la falta de una ruta clara por parte del Estado para hacer frente a la alta deuda salvadoreña.

Cifras preliminares del Banco Central de Reserva (BCR) de El Salvador dan cuenta de que la deuda pública del país llegó a $22,625.53 millones al cierre del 2020, un incremento de 14.22 % respecto a 2019. Mientras, la deuda externa pasó de $9,981.44, en 2019, a 11.152,88 en 2020.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias