spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

Gobierno de Cataluña continúa con su plan independentista

El gobierno español ha previsto destituir al presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, y limitar las competencias del "˜Parlament"™

spot_img

El presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, descartó hoy convocar elecciones autonómicas y dejó abierta la puerta a una declaración de independencia en la región, reduciendo así­ las posibilidades de una salida negociada a la grave crisis abierta con el Estado español.

El anuncio culminó una de las jornadas más vertiginosas en la historia polí­tica reciente en España marcada por los rumores cruzados sobre la convocatoria de elecciones, los cambios de última hora para la comparecencia de Puigdemont y las negociaciones a contrarreloj mantenidas al parecer entre todas las partes.

"Saben que he estado dispuesto a convocar estas elecciones siempre que se dieran unas garantí­as que permitieran su celebración en absoluta normalidad", anunció Puigdemont en su declaración institucional en medio de una enorme expectativa. Sin embargo, añadió, "no se da ninguna de estas garantí­as que justifiquen hoy la convocatoria de elecciones".

Puigdemont intentó al parecer lograr durante toda la jornada que el Gobierno de Mariano Rajoy le garantizara que, en caso de elecciones, frenarí­a la intervención de la autonomí­a de Cataluña mediante el artí­culo 155 de la Constitución (y la destitución del propio "Govern") que tiene previsto aprobar mañana el Senado español.

Esas garantí­as no llegaron, sugirió el lí­der catalán, que culpó por ello al Partido Popular (PP) de Rajoy. "He intentado tener estas garantí­as y creo que he actuado de acuerdo a mi responsabilidad (…), pero esto una vez más no ha obtenido una respuesta responsable por parte del PP".

Puigdemont, quien consideró la aplicación del 155 "fuera de la ley, abusiva e injusta", trasladó al Parlamento de Cataluña decidir cómo responder a esa intervención. Como estaba previsto, la Cámara inició hoy un pleno para estudiar esa respuesta, incluida una posible declaración unilateral de independencia que podrí­a votarse mañana.

La decisión de Puigdemont de seguir adelante fue recibida con frialdad en Madrid, donde la "número dos" de Rajoy, Soraya de Sáenz de Santamarí­a, defendió la obligación de concretar la intervención de la autonomí­a que propuso el sábado el Consejo de Ministros y que aprobará mañana el Senado en Madrid.

"Cumplimos con una obligación legal porque la primera responsabilidad de un Gobierno es la de respetar y hacer respetar las leyes", dijo Sáenz de Santamarí­a en la Cámara alta. "Tenemos que rescatar a Cataluña", añadió.

Entre las medidas previstas por el Gobierno en el marco de la intervención -un paso nunca dado en 40 años de democracia- figuran entre otras la destitución de Puigdemont y su Gobierno, la limitación de competencias del "Parlament" y la convocatoria de elecciones en Cataluña.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias