spot_img
spot_img
lunes, 10 de mayo del 2021

Forjemos una nueva alternativa revolucionaria

“Todos aquellos que quieran marchar hacia la liberación popular y social hacia el socialismo deben asumir y practicar la Ideologí­a del Proletariado de lo contrario su acción se convertirá en deseo” 
                                                         (Movimiento Popular de Liberación)


Indudablemente tenemos que repensar el continuar del proceso revolucionario salvadoreño tomando en consideración las maravillosas etapas de nuestra propia lucha, las equivocaciones voluntarias o involuntarias de la misma, a fin de posibilitar -pensando colectivamente- la dirección correcta o rumbo definido claro y superior de la lucha por la liberación definitiva de nuestro pueblo la cual fue interrumpida en abril de 1983, hace 36 años. “Con el corazón ardiente pero con la mente fresca” podrí­amos afirmar que varios “compañeros” se equivocaron de concepción y rumbo lo cual derivó en inmenso dolor con sacrificio letal humano de miles y miles de muertes sin sentido revolucionario entre ellos Salvador Cayetano Carpio y Mélida Anaya Montes, situación que en este espacio no profundizaremos por respeto. Tenemos que señalar además que la acción equivocada dirigida por aquellos “compañeros revolucionarios” trajo consigo, espacios regresivos del movimiento consecuente y revolucionario que se vení­a gestando y lo más grave, con niveles bastante avanzados. 36 años perdidos en duelo de contradicciones de todas aquellas fuerzas que inicialmente buscábamos la liberación de nuestro querido El Salvador. La organización en general descompuesta y en ese orden, el sindicalismo atomizado, dividido, con bajo perfil de claridad y consecuencia revolucionaria, teniendo alto grado de economicismo, individualismo, expontaneismo y lo más pérfido de algunos sindicatos, no tener independencia con respecto a los partidos polí­ticos. (Código de Trabajo, Art.- 229)

Debemos estar claros que la organización revolucionaria general aquí­ y ahora, se encuentra débil y dada esa condición; la Ideologí­a Burguesa lleva la delantera ya que, los medios de comunicación masiva, las iglesias, la educación, los partidos polí­ticos, el reformismo, el futbol, los vicios, y otros; contribuyen a que la mayorí­a de personas interioricen y practiquen la ideologí­a que proyecta el Sistema Capitalista que padecemos. Esta etapa que describimos ha desarrollado también la ambición colectiva y personal en muchas personas de “izquierda” y penosamente grave, el crimen; el asesinato miserable, miles y miles de compañeros y compañeras revolucionarias han sido reprimidos, torturados y asesinados por sus propios compañeros. Mélida Anaya Montes, Roque Dalton, ¡¡Hasta la victoria siempre!!

Creo que algunas personas no estarán de acuerdo con lo que narro y escribo y podrí­an tener razón, máxime; si es uno de los protagonistas de aquellos fatales sucesos pero se equivoca, se equivocan todos los que no comprenden que la Memoria Histórica sirve para enderezar el camino y proyectar consecuente y nuevamente la lucha de liberación revolucionaria hoy por hoy estancada.

Repensar el proceso no es solamente planificar consecuentemente elaborando Táctica y Estrategia, no; no basta eso, es fundamental asumir la moral revolucionaria como inherente principio de todos los que se integren a un movimiento revolucionario de nuevo tipo, condición o parte de la Ideologí­a del Proletariado cuyos principios son antagónicos a la Ideologí­a Burguesa de la cual hemos hablado y afirmado que lleva la delantera.

“La ideologí­a del proletariado es la forma en la que el proletariado como clase concibe el mundo que lo rodea y de qué manera puede transformarlo”

“La ideologí­a del proletariado surge y se concreta con el aparecimiento del marxismo a mediados del siglo XIX, como consecuencia de la redoblada explotación capitalista”

Transformar la sociedad enferma por una nueva y sana, donde impere la justicia social y el bien común no es cosa fácil, el integrante de la organización revolucionaria de una nueva alternativa debe tener mucho amor al pueblo, mucha conciencia de clase, dispuesto al sacrificio, etc;  y es por ello que requiere formación integral en valores y principios.

La Ideologí­a Burguesa impera hoy por hoy, porque es halagadora, de fácil práctica, el Sistema Capitalista la vierte a través de varios conductos oscuros, mientras que la Ideologí­a del Proletariado requiere de sacrificio, de claro pensamiento liberador, de ética y moral revolucionaria óptima, de talento. Pero ahí­ vamos gritando: “no vayas tan rápido porque me urge llegar”.

Es necesario afirmar que en la etapa de 36 años que aún estamos no solo hubo desencantos varias personas con consecuencia revolucionaria han levantado el estandarte de la construcción de un instrumento revolucionario de nuevo tipo como es: El Movimiento Popular de Liberación MPL,  teniendo a su base la Ideologí­a del Proletariado y que hace suya la consigna “Por la liberación popular y social hacia la patria digna y humana” para una primera etapa, siendo su estrategia la Polí­tica Integral de Liberación PIL.

Consideramos que el pueblo salvadoreño requiere en forma urgente conformar su instrumento de lucha que oriente a la liberación definitiva ya que la interrupción acaecida en 1983 debe quedar en el pasado.

Expresa el libro “Contra Mitos y Altares” que “Para (una segunda y) nueva etapa de la lucha de liberación social hacia el socialismo el desafí­o es forjar una nueva alternativa que incluya: Análisis de la experiencia revolucionaria, estrategia revolucionaria, programa revolucionario y formación integral con valores y principios revolucionarios”

Eso constituye el reto fundamental bastante complicado y difí­cil, pero seguro. “Hay que formar hombres para formar pueblos”, sin ese individual y consecuente trabajo podremos sumirnos en el reformismo, en el individualismo, en el expontaneismo y caer en la olla de grillos que cantan desaforadamente.

Sabiendo que la verdad es un valor supremo y su práctica un principio, debemos comprender que si “la verdad os hará libres”, practiquémosla para marchar a “la liberación popular y social hacia el socialismo” (Movimiento Popular de Liberación MPL) .

Avatar
José Noé Torres
Maestro, ex guerrillero

Últimas entradas