jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

FMLN hizo “uso policial” de Pegasus, software que ocuparía el gobierno para espiar opositores

¡Sigue nuestras redes sociales!

El único que se ha atrevido a desmentir los señalamientos de espionaje es el vicepresidente de la República, Félix Ulloa.

El exvicepresidente de la República, Óscar Ortiz, aceptó que durante las administraciones del partido de izquierda usaron el programa de espionaje conocido como Pegasus, y que fue adquirido con el presupuesto institucional asignado a la Policía Nacional Civil (PNC).

Este mismo sistema sería ocupado la actual administración presidencial, para espiar opositores y periodistas, según las denuncias hechas en semanas anteriores.

“Ese programa vino de México. El programa ya estaba aquí de uso policial. El Gobierno lo utilizaba para todo el tema de georreferencia”, expresó el exvicepresidente.

Además, el secretario del FMLN dijo que “Si te ponés a espiar, me imagino que es más caro”.

“Es un programa que te dice dónde está el puesto policial allá en Ozatlán, cuántos policías tiene allá en la zona de Ahuachapán. ¿Te acordás de aquel sistema que hablaba de cuántos homicidios, cuántos heridos (había)? Se daban datos todos los días”, señaló Ortiz.

Recalcó que Pegasus no es para “espiar como hoy se está haciendo” en el país, porque “eso es un delito”.

La afirmación de Ortiz se basó en el informe divulgado a mediados de enero por Citizen Lab, especializado en ciberseguridad de la Universidad de Toronto, de Canadá, que determinó que 35 teléfonos celulares de periodistas y representantes de la sociedad civil resultaron infectados con el software malicioso creado por la compañía israelí NSO Group y utilizado para espionaje.

Ortiz indicó que los fondos para ese programa ”de uso policial” ya estaban contemplados en el presupuesto de dicha institución y comentó que en aquel entonces el software se usaba para el conteo de hechos delictivos como homicidios, lesionados o saber en qué lugar está situado cierto puesto policial.

“Con ese Pegasus no se podía espiar periodistas, porque está prohibido”. Lamentó que el tema no se le de importancia y lo vean como broma cuando es “gravísimo”.

El único que se ha atrevido a desmentir los señalamientos de espionaje es el vicepresidente de la República, Félix Ulloa.

Ulloa restó mérito a los resultados de una investigación del laboratorio Citizen especializado en ciberseguridad, de Canadá.

Esto lo dijo durante su participación en una conferencia sobre Seguridad Digital y Libertad de Prensa organizada por la UNESCO y la embajada de Gran Bretaña, donde negó que en el país existan vulneraciones a la libertad de prensa e información.

“Por suerte en nuestro país no hay ningún riesgo personal por el ejercicio del periodismo, hay otros riesgos que los periodistas están sufriendo y no me refiero a esta victimización que se ha hecho por algunos periodistas de que se les ha atacado con el programa Pegasus o que se les vigila”, dijo el funcionario.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Carlos Francisco Hernández
Periodista y redactor de ContraPunto. Especialista en temas políticos, sociales y judiciales
spot_img

Últimas noticias