spot_img
spot_img
sábado, 23 de octubre del 2021

FMI aprueba cerca de $400 millones a El Salvador para enfrentar el COVID-19

Este préstamo forma parte de los $2 mil millones que recientemente fueron autorizados por la Asamblea Legislativa para que el Ejecutivo busque alternativas para minimizar el impacto que genera el COVID-19.

spot_img

El Fondo Monetario Internacional (FMI) habría aprobado un desembolso de $389 millones para canalizarlo hacia El Salvador, para que el gobierno pueda enfrentar la crisis originada por la propagación del CODVID19.

De acuerdo a las autoridades, este préstamo forma parte de los $2 mil millones que recientemente fueron autorizados por la Asamblea Legislativa para que el Ejecutivo busque alternativas para minimizar el impacto económico que generará la emergencia mundial

Esta acción de la entidad crediticia, fue producto a una solicitud de asistencia de emergencia que hizo el Gobierno por medio del ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, quien lo solicitó en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Con estos recursos, se podrá destinar los fondos rápidamente a los sectores más afectados del país, entre ellos el pilar fundamental de prevención todo el sistema de Salud pública.

“El Salvador ha adoptado medidas estrictas para prevenir y contener la pandemia desde principios de febrero—incluso antes de que se diagnosticara el primer caso—las cuales incluyen restricciones de viaje, la cuarentena obligatoria para ciudadanos expuestos, la suspensión de operaciones no esenciales del sector público y privado, y un decreto nacional de cuarentena domiciliar. Se espera que estas medidas de contención, junto a la desaceleración de la económica mundial, inmovilicen la actividad económica a corto plazo y causen un deterioro temporal de las posiciones fiscales y externas del país”, reza parte del comunicado emitido por el FMI.

Tras las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en relación a El Salvador, el Subdirector Gerente y Presidente en Funciones del FMI, Mitsuhiro Furusawa, señaló que la pandemia de COVID-19 está afectando gravemente a El Salvador.

“Esta pandemia creando una urgente necesidad de balanza de pagos. Las autoridades han adoptado medidas rápidas para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia, las cuales incluyen transferencias focalizadas de efectivo a hogares vulnerables y de alivio tributario para las empresas afectadas. El financiamiento de emergencia del FMI en el marco del Instrumento de Financiamiento Rápido proporcionará la liquidez necesaria para apoyar la respuesta de las autoridades ante la crisis, ayudará a financiar el aumento del gasto en salud y catalizará asistencia adicional por parte de otros organismos multilaterales, que se requiere para reducir la brecha de financiamiento restante y aliviar la carga del ajuste. Es fundamental asegurar el desembolso oportuno de los fondos, así como la transparencia en su rendición de cuentas y presentación de informes con el fin de garantizar su uso apropiado”, señaló Furusawa.

De igual forma el FMI vaticina que estas medidas de contención, junto a la desaceleración de la económica mundial, han paralizado la actividad económica y ha causado un deterioro temporal de las posiciones fiscales y externas del país.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias