spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

Fiscalí­a: Funes pagó a exfiscal para no ser investigado en caso Tregua y El Chaparral

Fiscalí­a explica que exfiscal, Luis Martí­nez recibió sobornos de empresarios y extrajo más de $735 en pago de consultorí­as fantasmas

spot_img

El expresidente salvadoreño, Mauricio Funes, habrí­a pagado dinero en efectivo y otras dádivas al exfiscal general Luis Martí­nez, a cambio de no ser investigado en casos emblemáticos de presunta corrupción como El Chaparral y la Tregua entre pandillas, según lo explicó este martes el fiscal general, Douglas Meléndez, en el denominado caso “Operación Corruptela”.

“Se ha girado orden de captura contra el expresidente de la República, Mauricio Funes, por haber pagado dádivas al exfiscal general para tener protección y no ser investigado en ciertos casos en general, y en casos especí­ficos como El Chaparral y el caso conocido como la tregua”, dijo el fiscal general, Douglas Meléndez.

Lea también: Vinculan a Funes, Rais y Martí­nez en nuevo caso de corrupción

Según las investigaciones presentadas hoy por la Fiscalí­a,  Funes habrí­a pagado entre $10 mil y $20 mil dólares mensuales a Luis Martí­nez, para conocer el avance de las investigaciones en dichos casos, y protegerse de acusaciones, entrampando los procesos.

En el caso "Tregua", el gobierno de Funes habrí­a apoyado dar beneficios carcerlarios a lí­deres pandilleriles en los centros penales, a cambio de una disminución de delitos entre 2012 y 2013; en cuanto al caso "El Chaparral", se trata de la construcción de una central hidroeléctrica situada en el municipio de Carolina,  San Miguel, valorada en $219 millones, pero que la empresa constructora abandonó injustificadamente el contrato, pese a que el gobierno Funes habí­a pagado $108.5 millones de dólares, y que los avances de construcción no fueron documentados.

La Fiscalí­a afirma además que Funes habrí­a entregado a Martí­nez una camioneta valorada en unos $20 mil dólares que era propiedad de su esposa actual, Ada Mitchelle Guzmán. Dice además que los pagos y las dádivas se hací­an en una residencia privada propiedad del expresidente Elí­as Antonio Saca ubicada en Cumbres de Cuscatlán.

Los sobornos que habrí­a recibido Martí­nez por impunidad de imputados

La Fiscalí­a afirma que Luis Martí­nez recibió viajes, dinero en efectivo, pago de tarjetas de créditos personales y otras dádivas, de parte de personas a quienes se debí­a investigar, pero que compraron la voluntad del exfiscal para permanecer impunes.

Por ejemplo, Aldo Parducci, quien fue secretario privado de la presidencia de Francisco Flores (1999-2004), le habrí­a dado $220,000 al exfiscal Martí­nez para pagar hipoteca de casa. Otro de los empresarios que presuntamente pagó sobornos fue Moises Torres, quien según la FGR, sacó tarjetas de crédito para la familia del exfiscal para pagar viajes, hoteles, zapatos y ropa de marcas reconocidas, entre otras cosas.

También José Adán Salazar Andrade, alias “Chepe Diablo”, se habrí­a favorecido de Martí­nez, a cambio de dinero en efectivo. También el empresario prófugo de la justicia, Enrique Rais, pagó al menos unos 92 viajes en sus aviones privados a Martí­nez, por un valor de $1.2 millones de dólares; además le habrí­a entregado dos camionetas y otro vehí­culo por un costo de más de $69,000.

Asimismo, el empresario Miguel Meléndez, conocido como “Mecafé”, habrí­a pagado sobornos a Martí­nez. Actualmente ambos comparten prisión en el centro penal de Mariona.

Consultorí­as fantasmas y malversación de fondos

Otra de las acusaciones que recae sobre Martí­nez es que presuntamente se realizaron y pagaron 31 consultorí­as por un monto de $735,896.14 dólares, pero que no brindaron ningún tipo de servicio a la institución. Los falsos consultores, recibí­an un 20% del pago, y daban el 80% a los jefes fiscales, entre ellos Eduardo Vasquez Becker, quien habrí­a recibido $30 mil por consultorí­as inexistentes.

Esos fondos sirvieron para gastos personales como remodelaciones de vivienda. La FGR acusa a Martí­nez de pagar con fondos de la fiscalí­a viáticos, reparaciones de vehí­culos personales, pago de tarjetas de crédito, pago se servicios básicos como telefoní­a, entre otros.

Además, la FGR dice que Mauricio Yanez, quien se desempeñó como gerente general, usó su cargo para involucrarse en asuntos de carácter jurí­dico para recibir viajes y dádivas, beneficiándose con más de $250 mil dólares.

La Fiscalí­a acusa también a Luis Martí­nez de haber utilizado fraudulentamente $15 millones de dólares encontrados en barriles enterrados.

Entre las personas detenidas por la Fiscalí­a en este caso se encuentra la esposa de Luis Martí­nez, Rossi de Martí­nez y la hermana del empresario Enrique Rais, dos abogados y a un periodista por consultorias ficticias, entre otros.

“La fiscalí­a fue penetrada por el crimen organizado y la corrupción facilitando por el exfiscal Luis Martí­nez y sus asesores”, dijo el fiscal general, Douglas Meléndez.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias