spot_img
spot_img
lunes, 18 de octubre del 2021

Firmantes de Acuerdos de Paz aseguran que es necesario fomentar la importancia de este hecho

La asociación VIDAS- Víctimas Demandantes reaccionó a 28 años de los Acuerdos de Paz, donde destacaron que hay grandes deudas en materia de los derechos humanos, debido a que no se le ha dado una verdadera y pronta justicia a las víctimas del pasado conflicto armado.

spot_img

Nidia Díaz y Oscar Santamaría, firmantes de los Acuerdos de Paz del 16 de enero de 1992 en Chapultepec, México, coincidieron al decir que en el país hay una deuda histórica al darle una verdadera importancia de presentar ese hecho a las nuevas generaciones.

La primera en destacar este punto es la exlíder guerrillera, quien sostuvo que es necesario fomentar la importancia de este acontecimiento, como ejemplo para fomentar la paz social y la solución de conflictos.

“Como hubo ausencia, haber fomentado valores de tolerancia de un sistema plural de diversidad de pensamiento, todo esto está en riesgo, porque hay mucho fomento al odio y al resentimiento. No se está tomando el dialogo como un mecanismo de solución de conflictos, más en un ambiente como en el que vivimos”, expresó la ahora diputada izquierdista en la entrevista Frente a Frente de canal TCS.

Además, destacó que producto al culmen del conflicto se logrado se ha alcanzado la libertad de expresión y la libertad de organización porque ahora no se “tiene que hacer a escondidas”.

Asimismo dijo que los Acuerdos llevaron a mejorar la institucionalidad del país, muestra de ello en la elección de titulares de los Órganos del Estado, independencia de poderes y delimitar las funciones de la Fuerza Armada.

Por su parte, el excoordinador de la delegación del gobierno para las negociaciones con la guerrilla, sostuvo que este proceso debe ser un motivo de regocijo y alegría que se logró el propósito de convertir una sociedad que estaba en conflicto a una que intenta construir una situación armónica.

Por lo tanto, manifestarlo que esto se debe celebrar porque se dejaron las armas en el pasado.

“No es conveniente que ahora la juventud que está creciendo vaya a pensar que las diferencias no se pueden resolver, se resuelven dialogando se resuelven intercambiando posiciones como nos enseña Chapultepec a todos los salvadoreños. A veces siento que se subestima el legado y eso es delicado, porque no se puede estar en una situación que no se aprecie este proceso”, afirmó.

Estas declaraciones se dan a 28 años de este acontecimiento histórico, donde ambos personajes políticos compartieron espacio con el analista político, Roberto Cañas, y el diputado Mauricio Vargas, quienes también dieron su rúbrica para ponerle fin al conflicto bélico que se registró desde 1980 a 1992.

En este sentido, los cuatro firmantes recordaron todo el proceso que conllevó para que la guerrilla y el Gobierno, pudieran estar en una mesa de diálogo para disolver el problema.

En este sentido, aceptaron que no fue un proceso fácil pero que se logró concretar, por lo que debe ser un ejemplo para las generaciones de priorizar el dialogo antes de utilizar la fuerza.

Entre los recuerdos que destacaron, la experiencia registrada el 25 de septiembre de 1991en la sede de la Secretaría General de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos, donde en la organización pararon el reloj para que el actual secretario culminara el proceso de negociación y se terminara de afinar algunos puntos de ambas partes.

Sin embargo no todo fue miel sobre hojuelas, ya que Cañas y Vargas entraron en un estira y encoje cuando el primero indicó que las partes en conflicto llegaron a un empate técnico, porque ni el Gobierno ni la guerrilla tenían el potencial bélico para poder vencer.

Ante esto el ahora diputado Vargas respondió, que es la forma de pensar de Cañas pero que es un término que solo fue inventado pero que distaba de la realidad.

Otra discusión que tuvieron fue al recordar los acuerdos, donde los izquierdistas negaron señalamientos de los exrepresentantes de las fuerzas de gobierno de no querer conciliar en algunos puntos del proceso.

FMLN celebra el 28 aniversario de los Acuerdos de Paz

Por su parte, el FMLN realizó, en la mañana de este jueves, un acto de conmemoración del 28 Aniversario de la Firma de los Acuerdos de Paz, donde estuvieron presentes dirigentes del partido opositor y militancia.

En el acto realizado en la plaza conocida como Cristo de la Paz, el secretario general del Frente, Oscar Ortiz, destacó la importancia de este proceso de paz.

“El acuerdo de paz representa sin duda el mayor hito de la historia de El Salvador, no hay acontecimientos de mayor importancia para la construcción de la democracia en la actualidad que los acuerdos de paz”, informó Ortiz.

Además, aprovechó el momento para desvirtuar los comentarios que señalan que el partido está en decadencia.

Mientras tanto,  el expresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, declaró que : “Veníamos de momentos difíciles de represión y muerte, de una dictadura militar que no aceptaba ninguna crítica. Los acuerdos de paz nos pusieron en un momento histórico en el país”.

VIDAS- Víctimas Demandantes brinda postura de Acuerdos de Paz

La asociación VIDAS- Víctimas Demandantes reaccionó a 28 años de los Acuerdos de Paz, donde destacaron que hay grandes deudas en materia de los derechos humanos, debido a que no se le ha dado una verdadera y pronta justicia a las víctimas del pasado conflicto armado.

Uno de ellos fue Benjamin Cuellar, abogado y miembro de la organización, que destacó que los Acuerdos eran una “larga lista de medicinas” para curar El Salvador, por lo que era necesario ponerle fin a la guerra para poder dar paso a esta fase.

Por lo que dijo, que los derechos humanos no son respetados de manera irrestricta en lo económico y en lo social.

“Sobre todo en la negación en la negación de la verdad, justicia y reparación de las víctimas que son derechos y se han negado históricamente desde que terminó la guerra… Si yo no trato igual a una víctima que al victimario, ósea, al victimario lo contemplo, lo premio y a la víctima lo desprecio y la castigo, entonces eso no es democrático”, expresó.

También destacó que es necesario trabajar en la sociedad, ya que no se han tenido esta condición en el acontecer salvadoreño.

Por su parte, Irma Serrano quien es familiar de víctimas de la guerra, dijo que la Ley de Amnistía fue solo un acuerdo de convivencia entre las partes en conflicto para que las atrocidades que hicieron no salieran a la luz.

Asimismo, manifestó que no se pueden reabrir las heridas si nunca han sido curadas, a lo que dijo que la justicia salvadoreña debe dar el paso para judicializar los casos de la guerrilla y los cuerpos de seguridad de la época.

Uno de esos casos es el de la familia del intelectual revolucionario Roque Dalton acudió a la justicia por su asesinato en 1975 a manos de la dirección del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), cuyos sobrevivientes son Joaquín Villalobos y Jorge Meléndez. La familia de la víctima también señaló a los ex presidentes del FMLN, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén por impunes, ya que en sus gobiernos (2009-2019) tuvieron "protegidos a los asesinos de Roque Dalton", en especial Meléndez (Jonás), como Secretario Presidencial para la Gobernabilidad y director de Protección Civil.

El "Caso Dalton" está en la Sala de lo Constitucional por una Demanda de Amparo que ha interpuesto la Familia Dalton -y que fue admitido- ante la denegación de justicia por parte de la institucionalidad del país. También el caso ha sido denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias