spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

FESPAD pide a organismos internacionales revisar Régimen de Excepción

La fundación consideró que la mayoría de medidas gubernamentales son oportunas, a excepción de las detenciones arbitrarias que violan los derechos humanos de muchos salvadoreños

spot_img

La Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) tuvo una audiencia virtual con el Relator Especial de la organización de las Naciones Unidas donde se informó sobre las acciones tomadas por el Estado salvadoreño para atender la emergencia sanitaria por el COVID-19, las cuales “son oportunas en su mayoría, menos el régimen de excepción de derechos”, señaló la institución.

FESPAD le comunicó al representante de la ONU que el régimen de excepción ha significado restricciones a algunas libertades fundamentales de la población y la detención ilegal de centenares de personas, aun cuando fueron declaradas por la Sala de lo Constitucional como detenciones arbitrarias y fuera del marco legal salvadoreño.

“En la práctica, las actuaciones ilegales de los agentes de seguridad incluyeron acciones atentatorias contra periodistas y en consecuencia contra la libertad de prensa. Incluso algunas descalificaciones al trabajo de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, y amenazas para organizaciones que defienden Derechos Humanos y para sus miembros/as”, señaló FESPAD.

El pasado 29 de marzo, mientras el gobierno había solicitado una prórroga para el Estado de Excepción y el legislativo aún evaluaba su solicitud, el presidente Nayib Bukele a través de su cuenta de Twitter atacó a algunas organizaciones de derechos humanos que se oponían a dicha medida.

“A veces parece qué hay algunas organizaciones de “derechos humanos” que solo trabajan para lograr que mueran más humanos. Cuando era la delincuencia, pensé que era algo ideológico, pero ahora también están del lado del virus”, dijo en ese entonces.

Hasta la fecha, agentes policiales y militares han detenido a 712 personas por violar la cuarentena domiciliar obligatoria impuesta desde el pasado 21 de marzo como una de las medidas más extremas para detener el contagio del Coronavirus en el país. La mayoría de esas personas han sido distribuidas en los diferentes albergues que han sido abiertos a nivel nacional y donde se encuentran nacionales y extranjeros que ingresaron al país provenientes de países con altos índices de contagios.

No obstante, FESPAD insistió en su diálogo con el representante de la ONU que el gobierno salvadoreño debe considerar que la Constitución debe ser el marco de acción institucional y de actuación del funcionario, incluso frente a situaciones extraordinarias como la actual.

“La pretensión de protección de derechos como la salud o incluso la vida, no puede ser pretexto para anular arbitrariamente las garantías básicas de defensa y respeto de los demás derechos fundamentales”, acotaron representantes de la Fundación.

La información que fue compartida con la ONU también fue enviada por medio escrito a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a fin de que realicen una serie de recomendaciones para que el Estado salvadoreño implemente también un diálogo político y social más amplio.

FESPAD  insistió en que se requiere urgentemente reforzar de cooperación entre  todos los órganos del Estado y de las principales fuerzas políticas del país, un llamado que también ha hecho Bukele en reiteradas conferencias de prensa, pero que, hasta la fecha, no ha sido del todo posible.

De hecho, recientemente volvió a surgir un nuevo conflicto entre el gobierno y algunos partidos políticos, luego de que funcionarios de alto mando señalaron de que los disturbios por la entrega de los $300 dólares de ayuda económica para los más afectados por cuarentena domiciliaria, fueron provocados por líderes partidarios para “desestabilizar” las acciones gubernamentales.

Representantes de diferentes partidos han desmentido las acusaciones del Ejecutivo; sin embargo, tanto el ministro de Trabajo como de Seguridad aseguraron que tienen pruebas suficientes para comprobarlo y que la investigación ya está en curso.

A este tipo de conflictos en medio de la emergencia nacional, es lo que se refiere FESPAD y  la Universidad Centroamericana (UCA) que esta semana envió también un documento escrito a organismos internacionales para solicitar que revisen las medidas que están siendo implementadas por el actual gobierno a fin de consolidar realmente un diálogo directo entre los diferentes sectores de la sociedad.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias