spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

EXCLUSIVO: FAO: Agricultura no puede parar por COVID-19

La agricultura es uno de los principales sectores para que mercados se mantengan abastecidos y las familias puedan contar con alimentos de primera necesidad

spot_imgspot_img

VIRGINIA – La Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe ha comenzado serie de discusiones a través de Webinars respecto a los efectos del Covid-19 en el sistema agroalimentario. Los diferentes líderes regionales que se reunieron en esta plataforma coincidieron en que la agricultura y el acceso a los alimentos sobre todo a los sectores más vulnerables no puede parar en estos momentos de crisis que ha ocasionado la pandemia del Coronavirus.

Según Máximo Torero Cullen, Economista Jefe y Director General Asistente de la FAO, Departamento Económico y Social (ES-FAO) se tiene que asegurar que la cadena de alimentos siga trabajando, pero con las medidas necesarias. Asimismo, destacó que hay suficiente producción y lo que más se debe evitar es poner barreras al movimiento del producto. “Lo último que se quiere es generar un pánico, hoy día los países tenemos que coordinar políticas para que en nuestra región por lo menos haya una canasta de alimento que todos tengan acceso”, sostuvo.

Entre las medidas comerciales que en Centroamérica se han tomado en el marco del COVID-19 según Melvin Redondo, Secretario General de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA), destacan que en el caso de El Salvador, Costa Rica y otros países se han acatado las medidas recomendadas por los ministerios de salud. En El Salvador, específicamente, destacó que se han autorizado sin restricción el horario de la circulación, estacionamiento, carga y descarga del transporte de productos higiénicos y de salud, farmacéuticos y hospitalarios, así como alimentos y combustibles y derivados.

Según el secretario del SIECA, la prioridad de los gobiernos se concentra, a la par de la atención sanitaria garantizar que la población especialmente la más vulnerable tengan acceso a su seguridad alimentaria, en ese sentido a pesar de que ha habido restricciones el comercio sigue fluyendo el comercio continúa fluyendo, aunque ya hay rubros que empiezan a disminuir debido a las restricciones en algunos para contener el avance del COVID-19.

Agregó que el mercado Centroamericano es una región mixta con países importadores de bienes y al mismo tiempo con agroexportaciones que cubren una parte de la demanda interregional. Así como también dijo que el mercado común centroamericano ocupa el segundo lugar como destino de todas las exportaciones y de estas casi el 35% corresponde a exportaciones de alimentos, por esta doble caracterización va a tener un impacto importante en la economía de estos países.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), por su parte, ya ha alertado sobre estos impactos que ocasionará en los países de América latina y el caribe, el comercio, el turismo, cadenas de valor y otros rubros. El comercio, por ejemplo, se verá afectado a través de la disminución de la actividad económica de los principales socios comerciales de la región. Lo que implica que muchos de los países bajaran sus exportaciones e importaciones.

De acuerdo con los líderes de la agricultura, la pandemia ya está afectando en la oferta como en la demanda de alimentos, tanto en países de altos ingresos como en aquellos de bajos ingresos. Aseguran que los efectos se verán proyectados de acuerdo a muchos factores, pero principalmente esto dependerá “en gran medida de la capacidad de respuesta de los consumidores, que pueden recurrir a sus ahorros, a las reservas de alimentos y a las redes de protección social”, describió la FAO.

Por otra parte, representantes de diferentes países de América Latina coincidieron en que ya están poniendo en practica diferentes acciones que ayuden a garantizar el acceso a alimentos, entre ellos destacaron que se continúan con programas de alimentación escolar, apertura de créditos para pequeños y medianos productores con la finalidad que se sigan las actividades agrícolas. Además, agregaron que se están verificando los acaparamientos y las subidas de precios a los productos en general.

El representante de la FAO propuso continuar buscando mejores prácticas y políticas que ayuden con el buen funcionamiento de la agricultura y el abastecimiento de alimentos en la región. Dijo que se deben focalizar en los países más pobres y apoyar a los pequeños agricultores que en cierta medida se están viendo más afectados con esta pandemia.

Autora es corresponsal de ContraPunto en Virginia, EE.UU 

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias