spot_img
spot_img
viernes, 14 de mayo del 2021

Exalcalde del puerto de La libertad niega haber pagado a sicarios para cobrar venganza

El exedil tenía información o sospechaba que esta mujer y otros sujetos habían participado en el ataque contra uno de sus familiares.

spot_imgspot_img

Durante la  audiencia preliminar contra 146 imputados relacionados con el caso “Tsunami”, el exalcalde del puerto de La Libertad, Carlos Farabundo Molina, negó haber pagado $3 mil a pandilleros para que mataran a una promotora de salud, quien presuntamente habría participado en el asesinato de uno de sus familiares.

De acuerdo a las autoridades, el problema se remonta a enero 2006, año en el cual su hermano, Enrique Eduardo, es asesinado durante una disputa entre dueños de buses y seis meses más tarde, acribillaron a Mario Molina, padre de ambos, y exalcalde de La Libertad por el FMLN entre los años 1997-2003.

Según la acusación de la Fiscalía, el exedil tenía información o sospechaba que esta mujer y otros sujetos habían participado en el ataque contra una de las dos víctimas. Por lo tanto, habría pagado esa cantidad de dinero para cobrar venganza.

Sin embargo, el crimen no se logró consumar y el caso llegó a manos del Ministerio Público, que realizó las respectivas investigaciones para poder llevar el caso a tribunales.

Luego de este proceso, la FGR logró hacer efectiva la captura en septiembre de 2018 junto con un grupo de más de 60 pandilleros; por lo que fue acusado de proposición y conspiración para cometer homicidio y agrupaciones ilícitas.

Sin embargo, la Cámara Antimafia ordenó en febrero pasado que el exalcalde por el partido FMLN fuera procesado en libertad, porque según el tribunal superior no existían los suficientes indicios necesarios para establecer que cometió el delito del que lo acusan.

Para gozar de su libertad, Molina se presenta cada 15 días al juzgado, tiene prohibido salir del país ni puede cambiar de domicilio; además de haber cancelado una fianza de $2 mil.

En la operación “Tsunami”, junto a Molina son procesados en el Juzgado Especializado de Instrucción "C" de San Salvador otros sujetos señalados de pertenecer al barrio 18; de ellos, 32 han pedido un procedimiento abreviado; es decir, confesar crímenes a cambio de beneficios.

Mientras tanto, el exfuncionario adjudicó este caso a un ataque político, pero no definió que grupo buscaría perjudicarlo.

“La única forma (de que lo estén acusando) es un ataque político, no le encuentro otra lógica”, aseguró.

Agregó que: “Espero que la justicia divina y terrenal confirme esa inocencia mía… es algo que está pasando que no tiene ningún sentido. La Cámara ha dicho que el delito que se me acusa no tiene vinculación. Confío en la jueza y en Dios que va a suministrar justicia”.

Carlos Farabundo Molina fue alcalde en otros dos períodos, en 2006-2009 con el PDC y luego de 2009-2012 con la alianza FMLN-CD.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias