spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Épocas

La vida tiene épocas duras y épocas de felicidad. Pero a lo largo de ella, hay etapas con recuerdos que de una u otra manera siempre aparecen en nuestra mente, y, en ocasiones, estos recuerdos vienen envueltos en música.

Una de las bandas que más recuerdos felices me trae es The Cranberries, grupo irlandés de rock alternativo que fue de los que marcaron el rock de los años 90 del siglo pasado. Con una exquisita voz, en el que el manejo del falsete era su impronta, Dolores O´Riordan lideró una de las bandas más significativas de los 90.

Esta banda de rock irlandesa saltó a la escena mundial a principios los noventa con el lanzamiento de su disco Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?, que se convirtió en un éxito al vender más de cinco millones de copias en Estados Unidos, en parte, gracias al hit Linger. El grupo vendió más de 14,5 millones de álbumes en los Estados Unidos, y a nivel mundial más de 40 millones de discos.

El rock de The Cramberries se desarrolló entre melodí­as melancólicas (Linger, Free to decide) y las canciones con acordes más poderosos (Zombie, Salvation) todas balanceadas con la voz de Dolores O´Riordan, una voz con carácter y solemnidad, que la transmití­a en sus canciones. Era un tipo de Rock con aires Folk, en el cual el uso de instrumentos acústicos como guitarras, chellos y violines era fundamental para darle a las composiciones un carácter melancólico.

Después de su primer disco, la banda irlandesa lanzó el disco No Need To Argue, catalogado por la prensa especializada como uno de los discos más populares de la década del 90, del cual llegaron a vender 16 millones de copias. Y fue con el single Zombie, lanzado en septiembre de 1994, que el grupo alcanzó el firmamento musical a nivel mundial. La canción fue escrita por Dolores O´Riordan, en homenaje de dos niños asesinados en el conflicto irlandés, durante un ataque con bombas en la localidad de Warrington, Inglaterra en el año 1993.

Con Zombie, la banda buscaba reflexionar sobre la crueldad de la guerra y el repudio a ese conflicto, que se estaba llevando a tanta gente inocente. La canción tiene un sonido poderoso, que va acorde con el tono de protesta de la letra y el riff de la guitarra le da una fuerza conmovedora.

Ese fue el despegue de una banda que mezclaba en sus melodí­as diversos géneros como el post-Punk, el Indie y el Rock-Pop. Fue una banda de culto, la cual no dejó de tocar solo durante breves recesos musicales, hasta sus últimos conciertos, el año recién pasado, cuyas demás fechas debieron ser canceladas por problemas de salud que padecí­a la cantante.

Como decí­a al inicio, en muchas ocasiones los recuerdos vienen envueltos en música y en mi caso, los recuerdos de mi época universitaria, en los cuales formé parte de un grupo de rock, inicié mi amor por la escritura y compartí­ momentos importantes de mi desarrollo como ser humano con personas especiales, fueron acompañados por la música de The Cranberries. Por eso no puedo salir del shock, al enterarme recién de la repentina muerte de Dolores O´Riordan, a la edad de 46 años. Ahora vienen a mi mente tantos recuerdos, tantas risas, tantos momentos de gozo, cuando se es joven y te querés comer el mundo. Viene a mi mente esa época en la cual con una guitarra y tu voz le cantabas a la felicidad, al amor, a la amistad. Ahora que ya no está la lí­der de The Cranberries, nos queda su música, su voz sobrecogedora y la energí­a de sus composiciones.

Por eso quise escribir estas lí­neas, en agradecimiento a tan buena música, por formar parte de mis épocas más felices, en agradecimiento por tantos recuerdos. Por eso: Gracias, Dolores. Ahora ya estás descansando.

spot_img

Últimas entradas