spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

El Salvador se declara en contra del comercio de artí­culos de tortura

Los paí­ses miembros de la Alianza Mundial para el Comercio sin Tortura han acordado trabajar en cuatro cuestiones para garantizar un impacto real en el tema

spot_imgspot_img

El Salvador se unió a la lista de 58 paí­ses que durante la semana de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York han suscrito un acuerdo para detener la comercialización de artí­culos usados para la tortura y la pena de muerte.

La Alianza Mundial para el Comercio sin Tortura es una iniciativa de la Unión Europea, Argentina y Mongolia que ha sido apoyada por el resto de naciones.

El derecho internacional prohí­be la tortura bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, según sus promotores, todaví­a existe un mercado de instrumentos destinados a matar y causar dolor como porras con púas metálicas, cinturones para descargas eléctricas y dispositivos para suspender a las personas desde la cintura mientras se le aplican descargas eléctricas, además de productos quí­micos usados para las ejecuciones y sistemas de inyección forzosa.

Estos productos no tienen otra finalidad que la de infligir un dolor terrible a las personas y matarlas. Ha llegado el momento de tomar medidas concretas para detener este vil comercio. Estoy admirada de ver cuantos paí­ses en todo el mundo han firmado esta Declaración y se han unido a esta Alianza.  Unidos, demostraremos que no toleraremos más esta comercialización”, manifestó la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrí¶m.

Los paí­ses miembros de la alianza han acordado trabajar en cuatro cuestiones para garantizar un impacto real en el tema:

“¢ Tomar medidas para controlar y restringir las exportaciones de estos productos.

“¢ Dotar a las autoridades aduaneras de los instrumentos adecuados: la Alianza creará una plataforma para supervisar los flujos comerciales, intercambiar información y detectar nuevos productos.

“¢ Proporcionar asistencia técnica para ayudar a los paí­ses a establecer y poner en marcha leyes que prohí­ban dicho comercio.

“¢ Intercambiar prácticas para conseguir sistemas de control y cumplimiento eficientes.

Como consecuencia, en parte, del endurecimiento de las normas de la UE, las drogas para las inyecciones letales se han hecho más difí­ciles de obtener y más caras. Sin embargo, los productores y comerciantes de estos productos tratan de eludir esta legislación, de manera que, cuantos más paí­ses se comprometan a prohibir la exportación de este tipo de productos, más efectivos serán los esfuerzos para poner fin a su comercio.

La Alianza es una manera de tomar medidas concretas y especí­ficas para detener el comercio de estos productos a nivel mundial, haciendo mucho más difí­cil su obtención, explicaron sus promotores.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias