spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

“El Salvador está en deuda con las mujeres”

En 2015, según la PNC, cada dos horas una mujer fue abusada sexualmente . Ese mismo año 1, 468 mujeres fueron asesinadas

spot_img

Decenas de mujeres heterosexuales, lesbianas y transexuales realizaron una colorida marcha por las calles de San Salvador con un objetivo en común: exigir que en El Salvador respeten sus derechos y, además, pidieron el cese de la violencia en su contra.

Desde tempranas horas de la mañana se dieron cita en las cercaní­as de un centro comercial de San Salvador y durante su peregrinación  hasta la Plaza Cí­vica Gerardo Barrios denunciaron la violencia de la que miles de mujeres son ví­ctimas dí­a a dí­a: acoso, violencia sexual, violencia psicológica asesinatos, desapariciones, trata; también denunciaron la falta de visibilización  de las mujeres transexuales.

Con la manifestación conmemoraron el Dí­a de la No Violencia contra las Mujeres celebrado cada 25 de noviembre a nivel mundial.

Delia Cornejo, de la Red Feminista (REDFEN) aseguró que desde el acoso callejero hasta la violencia feminicida es parte del diario vivir de las mujeres salvadoreñas. Aseveró que la violencia en contra de las mujeres se ha naturalizado “que a muchos les parece ridí­culo que una mujer se ofenda por algún piropo lanzado en las calles, y nadie parece indignarse cuando un hombre mata a su pareja sentimental”.

Cornejo enfatizó en que en El Salvador existen avances legales e institucionales, pero que el reto es educar para que los que ejercen la violencia se frenen, educar para “cambiar el chip que naturaliza la violencia”.

Durante la marcha también las mujeres pidieron la despenalización del aborto en El Salvador. 

Zenaida Joachí­n, dirigente de la organización feminista Las Dignas, dio las cifras de violencia contra las mujeres, las cuales calificó de “alarmantes” e hizo un llamado a que las entidades del Estado y las organizaciones de mujeres trabajen por la seguridad de este grupo de la población.

 Joachí­n indicó que la Policí­a Nacional Civil (PNC) recibió 4, 332 denuncias por delitos sexuales en 2015, de estos 2, 896 fue en contra de personas menores de 18 años. Durante ese  año una mujer fue abusada cada dos horas.

Mientras que de enero al 15 de octubre de 2016, la PNC reportó  2, 806 denuncias por delitos sexuales; del total 1,542 por violación en menor incapaz, 1,160 fue en contra de niñas de 12 a 17 años. San Salvador y La Libertad fueron los departamentos con más denuncias, 495 y 501 respectivamente.

La representante de las Dignas señaló que en 2015 las autoridades reportaron 1, 468 muerte de mujeres; del total solamente 337 fueron tipificadas como feminicidios y feminicidios agravados.

En 2016, según CEMUJER, hasta el 12 de noviembre habí­an asesinado a 452 mujeres. 300 de estas, según la PNC, asesinadas en el primer semestre de este año, es decir alrededor de tres mujeres cada dos dí­as.

Según Las Dignas, las cifras dejan en evidencia la urgente necesidad de actuar para cambiar y erradicar las dañinas prácticas culturales de violencia hacia las niñas y mujeres, pero sobre todo advierte (“¦) que la violencia ha sido naturalizada por la sociedad”.

Por otro lado, las mujeres lesbianas, bisexuales  y transexuales aseguran que son más vulnerables a la violencia por razones de odio y discriminación a la diversidad sexual.

Wendy Castillo de una organización de mujeres lesbianas, aseguró que “en el caso de las mujeres de la diversidad sexual se nos vulneran más los derechos. En el caso de las mujeres trans es más, por ejemplo  solo en este mes cerca de cuatro mujeres trans han sido asesinadas con lujo de barbaries. Estamos en peligro, es necesario que el Estado garantice nuestra seguridad sin importar nuestras preferencias sexuales”, expuso.

Por su parte Ambar Alfaro, de ASPIDH Arcoí­ris Trans, externó su preocupación por la violencia hacia las mujeres salvadoreñas, pero más por la violencia hacia las mujeres y por la vulneración de sus derechos humanos.

 “En El Salvador todas las mujeres corremos peligros, a todas de una u otra forma se nos vulneran derechos, pero a nosotras, las trans, ni reconocidas somos, la deuda del Estado con nosotras es la Ley de Identidad con la que podamos ser legalmente reconocidas como mujeres”, expuso Alfaro. Agregó que "en realidad El Salvador está en deuda con todas las mujeres a quienes no nos  brinda seguridad y se nos violentan nuestros derechos humanos".

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias