spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 03 de agosto del 2021

El Salvador en debate por crí­ticas de Alto Comisionado de ONU

Diplomático asegura haber recomendado al GOES eliminar medidas extraordinarias de seguridad pero ministro de Justicia y Seguridad lo desmiente

spot_img

En El Salvador se ha desatado este lunes una controversia a causa de las duras crí­ticas que el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Ra’ad Al Hussein, expuso luego de visitar por dos dí­as la semana pasada y analizar la realidad de violencia en este paí­s centroamericano.

Al Hussein reconoció después de 25 años de terminado el conflicto armado, que El Salvador "ha demostrado ser una democracia en funcionamiento", pero no le impidió señalar los altos niveles de violencia, la criminalidad de las pandillas, las actuaciones de escuadrones de la muerte y la existencia del desplazamiento forzoso, entre otras violaciones a los Derechos Humanos (DDHH).

Lea también:  Alto comisionado de DDHH condena violencia en El Salvador

Incluso el diplomático internacional asegura haber instado al presidente Salvador Sánchez Cerén a derogar "las medidas extraordinarias" -plan represivo contra las pandillas que data de abril de 2016-, por considerarlo atentatorio contra los derechos de los prisioneros que se mantienen en espacios insalubres, en total aislamiento y con prohibición de visitas familiares.

En tanto, el ministro de Seguridad, Mauricio Ramí­rez Landaverde, negó en rueda de prensa que el funcionario de la ONU haya pedido al Gobierno derogar las "medidas extraordinarias" y agregó que participó en dos reuniones con Al Hussein, incluida la que sostuvo con Sánchez Cerén, pero "en ninguna de ellas ha mencionado, ni por cerca, la necesidad de derogar las medidas extraordinarias".

De acuerdo con Landaverde,  las "medidas extraordinarias" se justifican para retomar el control de las prisiones por parte del Estado, ya que anteriormente estuvieron en manos de las pandillas, así­ como en manos de estás han estado extensas comunidades y territorios urbanos y rurales.

El funcionario de la ONU apuntó enfático en su informe final que "han colocado a miles de personas en detención prolongada y aislamiento bajo condiciones realmente inhumanas", algunas de ellas (más de 1.000) afectadas por enfermedades como el "brote de tuberculosis, otras cientos "sufren de desnutrición".

Por su parte, los sacerdotes jesuitas que dirigen la Universidad Centroamericana (UCA), indicaron en su página web y en las redes sociales que "la visita del Alto Comisionado de DDHH de la ONU es expresión de la preocupación por el irrespeto a los derechos humanos. El Salvador está enfermo. Los derechos humanos de las ví­ctimas del pasado y del presente no solo no han sido garantizados, sino que han sido pisoteados por los tres poderes del Estado".

Además del Estado actual de violencia, la UCA resalta las crí­ticas de Al Hussein por la impunidad que prevalece sobre los crí­menes de la guerra civil, finalizada hace más de 25 años, como son el asesinato de Monseñor Oscar Romero, los seis sacerdotes jesuitas, las masacres de campesinos y miles de asesinados, torturados y exiliados en los 12 años de conflicto armado.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias