spot_img
spot_img
martes, 18 de mayo del 2021

El acta que el Coronel no quiso firmar

Un calendario establecido entre el 21 de septiembre hasta el 13 de noviembre próximos se establece que varias instalaciones militares van a ser investigados los archivos de la guerra civil, en especial, buscar lo posible relacionado a la Masacre de El Mozote, que estremeció al mundo y lleva décadas avergonzando a El Salvador

spot_imgspot_img

Todo estaba previsto para que a las 8 de la mañana de este lunes 21 de septiembre del 2020 fuera inscrito en la Historia de El Salvador, como un hecho sin precedente en la lucha contra la Impunidad que prevalece desde antes, durante y después de la guerra civil.

Por primera vez un Juez civil, peritos y expertos, fiscales, defensores y víctimas de la Masacre de El Mozote, entrarían al Estado Mayor de la FFAA para comenzar a escudriñar los Archivos Militares, a fin de buscar más pruebas acerca de masacre más terrible que se dio en el conflicto armado y la mayor en América Latina en la era moderna.

¡Pero no! El acto se frustró porque la autoridad judicial civil y sus acompañantes no pasaron de la caseta de la entrada de la fortaleza castrense, símbolo del oprobio donde se cocinaron los crímenes más inauditos, como la Masacre de la UCA, que estremecieron a El Salvador y a la Humanidad entera durante la confrontación armada en virtud de una estrategia de contrainsurgencia.

No dejaron entrar a Jorge Guzmán, Juez de la causa, hombre de valentía y decoro, que tiene sentados en los banquillos de los acusados a presuntos criminales de Lesa Humanidad y de Guerra, entre generales y coroneles, por haber ordenado diezmar en 1981 al cantón El Mozote y zonas aledañas, donde murieron no menos de 1.000 personas, en su mayoría menores de edad, mujeres y ancianos.

De acuerdo al Acta Firmada por el Juez Guzmán y sus acompañantes, misma que estará registrada en el tribunal de San Francisco Gotera, se indica que “el comandante de guardia a cargo de la caseta de entrada al Estado Mayor, alegó que él no tenía órdenes de dejar ingresar a la comitiva judicial”.

Entonces llamó, ese comandante guardia, al Coronel Jefe de Comunicaciones del Estado Mayor, quien le confirmó al Juez que no había acceso, que no me podían revelar planes militares ni secretos… El Juez le digo que todo estaba acordado en la Audiencia de Planificación, donde estuvieron representantes del Ministerio de la Defensa Nacional y otros funcionarios del gobierno, el pasado 28 de agosto.

Pero el Coronel le reiteró que no tenía orden de que ingresaran. El Juez le advirtió que iban a levantar un Acta de la negativa y que si la podría firmar, a lo cual el Coronel se negó. Tampoco le respondió al Juez Guzmán quién le había dado la orden de negarles el acceso a las instalaciones castrenses.

Antes de eso, el Coronel cuestionó al Juez por no incluir a la FFAA en las gestiones judiciales que desarrollan, a lo que el Juez respondió “la FFAA no era parte técnica del proceso, pero desde el 28 de agosto pasado había un acuerdo de inspeccionar los archivos”, en un calendario establecido entre el 21 de septiembre hasta el 13 de noviembre próximos, cuando en varias instalaciones militares se iban a investigar los archivos de la guerra civil, en especial, buscar lo posible relacionado a la Masacre de El Mozote, que estremeció al mundo y lleva décadas avergonzando a El Salvador.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias