spot_img
spot_img
domingo, 16 de mayo del 2021

EE.UU, Brasil, Rusia, India y Mundo… la ponzoña ataca fuerte

Cualquier teoría de la conspiración política interpotencias se dio en su propia cara al ver el estado actual de la pandemia del COVID-19 el mundo.

Quienes especulaban que EE.UU se inventó el virus para “joder” a China, podría ver ahora que entonces EE.UU se habría hecho el harakiri, al tener ya más de dos millones de infestados y más de 115 mil muertos. EE.UU tiene más de una tercera parta de los contagiados.

Quienes creían que la pandemia se la inventaron los chinos para “joder” a EE.UU, igual: China lo que quiere en la geopolítica es ser el líder fuerte, necesarios y reconocido. Y, ¿cómo lo sería con semejante monstruosidad, con esa tendalada de infestados y de muertos en el mundo?

¿Pudo haber sido Rusia? Moscú en un abrir y cerrar comenzó a dar malas cifras.

En ContraPunto publicamos varias hipótesis sobre este fenómeno. Una de teorías más cercana a la realidad indica que este virus tendría que ver con el Cambio Climático y el deterioro de la naturaleza.

Sin embargo, las investigaciones no concluyen, apenas empiezan… Se sabe dónde se habría generado, pero no qué fue lo que lo generó.

Así que los científicos tienen un enorme reto, porque desde finales de diciembre del año pasado hasta el momento, el COVID-19 no tiene aún la cura ideal para los contagiados y menos la aparición de la vacuna.

Terrible el caso: te pica un animal ponzoñoso y ya sabés que te vas a morir… Algo así es la cosa, aunque algunos alegan que la letalidad del virus actual no es peor que otros, y por ello son favorables a medidas suaves para contenerlo.

No obstante, lo que nos dicta la realidad es que aún poco conocemos del actual coronavirus.

Las sociedades que tomaron medidas radicales están mejor, pero han tenido contagios y rebrotes. Los que no tomaron medidas se infestaron de mala manera; lo controlan, pero tienen rebrotes.

Uno pregunta: ¿Qué hacer?

Nadie tiene en la actualidad la vara mágica para frenar la pandemia, pero los políticos siempre se han creído todólogos.

Este es un problema médico-científico, al que el mundo político tiene que brindarle toda la facilidad para indagar los verdaderos orígenes de esta calamidad; mientras, los que están en la esfera del poder deben arreglárselas para atender a los contagiados y a los moribundos a través de buscar los paliativos para menguar los sufrimientos.

Otra cosa que debería entretener al mundo político es arreglar las enormes y graves deficiencias de los sistemas de salud y de seguridad social, porque lo hasta ahora mostrado indica que estamos mal, muy mal…

Esta pandemia ha desnudado la enorme disparidad en el mundo, en la Humanidad. ¿Cómo es posible que estemos gastando millones de millones de dólares en bombas de destrucción masiva y no tenemos cómo hacerle frente a una pandemia que dejará millones y millones de infestados?

Recién escuché una noticia que se sigue preparando un tours a Marte y que los turistas pagarán varios millones de dólares por cada boleto… Todo ello, cuando hay lugares y millones de personas en el mundo con sed y hambre.

¡El mundo como estaba ya no es posible ni deseable ni sustentable! Hablar de “nueva normalidad” tiene mucho de farsa y cinismo. Las sociedades en el mundo deben luchar contra los egoísmos extremos que ha generado un mundo cada vez más desigual y perverso.

Avatar
Jorge Dalton
Cineasta

Últimas entradas