spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 28 de julio del 2021

Días de estrés y ansiedad

Cuarentena domiciliar completa, ya no somos los mismos de siempre, vivimos una situación inédita: Estamos encerrados, hasta el 19 de abril, con posibilidades ciertas  que el confinamiento dure más tiempo.

Para todos es una realidad complicada, pero es más difícil para los miembros del sector informal y muchos trabajadores de la pequeña y mediana empresas que están cumpliendo con la cuarentena en su casa y no saben si van a tener ingresos, si les van a pagar su salario.

Mas de un millón de estudiantes han cambiado su modalidad de aprendizaje, de la escuela con aulas, pupitres y pizarrón han pasado a tener la casa por escuela.

De repente, de manera rápida y forzada por las circunstancias la educación entró a la era digital. Se propone que en la emergencia los aprendizajes se faciliten en línea con una computadora conectada a internet desde el hogar.

Es evidente que no todos los estudiantes tienen la tecnología para aprender en línea, a los estudiantes se les entregaron guías de trabajo. Hoy a los padres de familia les toca contribuir de manera más directa a la educación de sus hijos.  

En los gobiernos anteriores  se entregaron más de 72 mil computadoras a dos mil 880 centros educativos, estas computadoras es muy probable, que estén en las escuelas o en bodegas. Hoy en la emergencia podrían ser muy útiles, si además las alcaldías y empresas proveedoras de internet ofrecen wifi gratuito. 

Además otros recurso de aprendizaje que debería utilizarse es la televisión y la radio: Hay un ofrecimiento, utilizar los medios de comunicación estatales, para Teleclases por medio del Canal 10,  la Televisión Legislativa, se propone usar para la transmisión de teleclases el 90% del tiempo aire de canal 10 y el 50 de TV Legislativa. 

Educar en tiempos del Coronavirus no es sencillo, estudiantes encerrados en la casa se van a aburrir, es un desafío para maestros y padres de familia garantizar la continuidad de los aprendizajes y que los estudiantes no se aburran. 

Es impresionante el número de recursos que están en línea a la disposición de los maestros para  enriquecer los aprendizajes: La Biblioteca Nacional Francisco Gavidia está en formato digital con miles de libros y revistas de gran valor histórico, la UNESCO, ha puesto a disposición su biblioteca digital para los docentes y las familias en cuarentena, hay acceso gratuito a manuscritos, libros, fotografìas. Son los tesoros culturales del mundo.

Sin duda, el desafío para el sistema educativo nacional es extraordinario, niños y jóvenes todo el tiempo en casa se alteran y se afecta su conducta. Ya es tiempo que los estudiantes vean a sus docentes oigan su voz. Los maestros tienen que ir más allá de enviar un texto en WhatsApp o utilizar una plataforma para subir archivos. Los estudiantes también necesitan saludarse entre ellos, contarse cómo les va: sentir que no están solos. 

Los maestros hacen su labor con las uñas y en medio de la emergencia, pero la creatividad es gratis y se pueden organizar Facebook live, Video conferencias, para que puedan volver a verse con sus  estudiantes

Padres de familia y maestros debemos prepararnos para educar para el cambio de época

No hay recetas, pero existe un principio claro: se trata de educar asumiendo la incertidumbre y preparar a los educandos para caminar en la incertidumbre.

La base fundamental de la educación para la incertidumbre es enseñar a tener pensamiento crítico, a disentir, a respetar al otro.

Aprovechar este período de cuarentena domiciliar completa para formarnos, administrar la emergencia y desarrollar  relaciones de solidaridad es indispensable.

spot_img

Últimas entradas