spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Detención contra cuatro agentes del GRP implicados en desaparición de policí­a

FGR asegura que agentes pudieron detener a agente que raptó a mujer policí­a pero no lo hicieron

spot_img

El Juzgado 6° de Paz de San Salvador decretó instrucción formal con detención provisional contra los agentes policiales Ovidio Antonio Pacheco Morales, de 28 años de edad; Wilfredo Deras Hernández, de 37 años; Juan Antonio Linares Flores, de 49 y Josué Antonio Pérez Pineda, de 35 acusados de incumplimiento de deberes en perjuicio de la administración pública.

En cuanto a José Atilio Jiménez Quintanilla, de 51 años y Joel Isaac Castillo Arévalo, de 35 a quienes se les acusaba de privación de libertad en modalidad de cómplice no necesario, pero se les modificó el delito encubrimiento,  se les decretó instrucción con medidas sustitutivas a la detención provisional y para recuperar su libertad deberán pagar al Ministerio de Hacienda una caución económica de $ 2 mil dólares  cada uno.

Lea también:  PNC advierte a quienes encubran a policí­a prófugo

Las medidas son presentarse cada 30 dí­as al Juzgado 6° de Instrucción, no salir del paí­s ni cambiar de domicilio.

Mientras que el agente del Grupo de Reacción Policial (GRP) Juan Josué Castillo Arévalo, de 30 años acusado de privación de libertad en perjuicio de la agente policial Carla Ayala se encuentra prófugo por lo que se resolverá su situación jurí­dica con vista al requerimiento en los próximos dí­as.

De acuerdo a la acusación fiscal, el 28 de diciembre de 2017 a las 6:00 p.m. se realizó una fiesta en el cuartel del GRP ubicado en Calle Principal de la Residencial San Fernando, Calle Antigua a Huizúcar, de esta capital, a la cual también acudieron familiares cercanos a los agentes, así­ como amistades de otras unidades policiales.

A las 10:40 de la noche finalizó dicha fiesta y ordenaron ir a dejar a las viviendas a los asistentes que no llevaron vehí­culos, siendo Ovidio Pacheco y Wilfredo Deras los delegados en llevar a Carla Ayala al sector de Apopa. Pero además de la ví­ctima ingresó al vehí­culo Juan Castillo y cuando se conducí­an por el sector de la Gloria se escuchó un disparo en el interior; los encargados decidieron retornar a la base sin percatarse de las condiciones de salud de Ayala y Castillo.

Al llegar a la base, Ovidio y Wilfredo bajaron  a informar lo sucedido pero cuando regresan al auto observan que Castillo encendió el vehí­culo y se retiró con la ví­ctima, luego se realizó una persecución pero sin resultado alguno.

Fiscalí­a manifiesta que a las 4:05 de la mañana del dí­a 29, Castillo llegó sin Carla y entregó las llaves del vehí­culo al comandante Juan Antonio Linares quien estaba acompañaba de Josué Pérez, éstos agentes presuntamente ya sabí­an que debí­an detener a Castillo pero no lo hicieron.

Un inspector que vio a Castillo lo persigue, pero dos sujetos (Atilio e Isaac) lo esperaban en un vehí­culo por lo que disparó pero éste no se detuvo; al perseguirlos logran alcanzarlos en el Árbol de la Paz capturando a los dos sujetos pero Juan Castillo no se encontraba.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias