spot_img
spot_img
jueves, 28 de octubre del 2021

Delitos informáticos y otras malas hierbas

En cualquier caso, los medios antes citados, ante el eventual nexo entre un potencial candidato presidencial del FMLN y la comisión de un delito

spot_img

En nuestro paí­s, cualquiera que tenga un mí­nimo contacto con los medios de comunicación generales, conoce el caso de los ataques cibernéticos (mal llamados de tal forma a propósito con claros fines sensacionalistas) a La Prensa Gráfica y El Diario de Hoy, perpetrados por unas personas que, según el último dictamen judicial sobre el particular, obraban bajo órdenes de un contacto telefónico con nombre idéntico al del actual alcalde de nuestra ciudad capital, “Nayib Bukele” . Si era el verdadero Nayib Bukele quien estaba detrás de estas fechorí­as o no, todaví­a está pendiente de establecer judicialmente, dado que el teléfono vinculado a tal cuenta no está a su nombre y, por tanto, han sometido el tema a pruebas periciales de georreferenciación para ubicar tal aparato en lugares y fechas coincidentes con la presencia fí­sica del Sr. alcalde.

En cualquier caso, los medios antes citados, ante el eventual nexo entre un potencial candidato presidencial del FMLN y la comisión de un delito, han exprimido el tema con evidente propósito electoral, pero su intención hasta la fecha ha sido en vano según la última encuesta publicada : tan “mala y masiva publicidad” procedente de unos medios de comunicación conocidos de sobra por su parcialidad ha sido ¿paradójicamente? muy conveniente para destacar el nombre de Nayib, ya que para las actividades que realiza el alcalde de San Salvador, los mismos editores guardan silencio.

Salta también a la vista la diferencia notable de preocupación sobre este asunto y la aparente minoridad o ignorancia de otro bastante peor, pero que atañe a la facción polí­tica que está tras los medios citados. Recientemente, una persona llamada Andrés Fernando Sepúlveda Ardila expuso delitos informáticos de muchí­sima mayor sofisticación e impactos, actividades que tuvieron lugar según esta persona en varios paí­ses, el nuestro entre ellos.

Si bien lo expuesto por el cracker parece de pelí­cula, y también el principal contratista de tales actividades rotundamente lo niegue (obviamente, y J.J. Rendón no se destaca por su credibilidad), sabemos con total certeza que esta persona ya se las ha visto con la justicia por estos asuntos , que actualmente está en prisión y colaborando con la Fiscalí­a General de la Nación de Colombia, que antes de darle tal oportunidad analizó la pericia del delincuente y les demostró ser ciertamente experto”¦ por tanto, si no todo, una buena parte de lo que admitió haber perpetrado es verdad, y entonces procedamos a comparar la clonación de sitios web, es decir, copiar el contenido de un sitio, manipularlo y publicarlo con un nombre tan parecido que causa la confusión del visitante pensando que es el original, lo cual sin duda es un denostable delito contra la propiedad intelectual y otros conexos , con robar información mediante la vulneración de la seguridad de acceso a correos y teléfonos, crackear sitios web, instalar spyware, manipular masivamente redes sociales… ¿son acaso la misma calaña?.

En cualquier caso, creo que este asunto será de gran preocupación de las personas que se postulen a la Presidencia y sus equipos de campaña: deberán asesorarse bien y no dejarse tentar por este tipo de estrategias sucias ya que, además de ilegales, muy pocas veces son efectivas y, por supuesto, utilizar tecnologí­as seguras, que las hay sin tener que llegar ni a la paranoia ni al dispendio.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Juan Martín Pérez
Colaborador externo
spot_img

Últimas noticias