spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Corrupción sin condena: deuda de la Fiscalí­a

Analistas sostienen que Fiscalí­a tiene voluntad pero le falta capacidad de combate a la corrupción en casos que llevan años investigados sin sentencia definitiva

spot_img

Durante los últimos 15 años, la Fiscalí­a General de la República (FGR) ha procesado varias investigaciones, indicios, pesquisas y allanamientos a propiedades de funcionarios señalados de actos de corrupción, pero solo conoce una condena en la época reciente: la condena de Carlos Perla, expresidente de ANDA quien guarda prisión desde 2004 por los delitos de peculado, negociaciones ilí­citas y administración fraudulenta en prejuicio del Estado.

El expresidente Francisco Flores, el tercero en la era del partido ARENA, fue acusado de los delitos de enriquecimiento ilí­cito, peculado y desobediencia, pese a su fallecimiento, el caso continúa con otros involucrados y se suma a esa larga lista de procesos que aún no concluyen en una sentencia definitiva. 

 Otro expresidente que también engrosa la lista es Elí­as Antonio Saca. La FGR presentó en abril del presente año, una demanda y acusación formal ante los tribunales civiles en contra de Saca y su esposa, Ana Ligia de Saca, por presunto enriquecimiento ilí­cito tras reflejar un incremento injustificado en su patrimonio personal por más de cuatro millones de dólares al finalizar su periodo presidencial en 2009. El caso continúa. 

 Más recientemente, Mauricio Funes, el primer presidente de la izquierda salvadoreña por el FMLN, atraviesa una investigación en la que la FGR lo investiga por peculado, malversación, enriquecimiento ilí­cito, negociaciones ilí­citas y tráfico de influencias, derivado de un proceso civil que enfrenta él, su hijo Diego Funes y su exesposa Vanda Pignato, ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)por enriquecimiento ilí­cito al no poder justificar 728,000 dólares en su declaración patrimonial al dejar la presidencia en 2014.

La FGR allanó el pasado 17 de agosto durante 72 horas algunos de los inmuebles propiedad de Miguel Meléndez conocido como “Mecafé” para obtener indicios de delitos ligados a la corrupción de su amigo, el expresidente Mauricio Funes a través de posibles favores a las empresas de Meléndez. 

Lea también: Allanan propiedades de empresario vinculado a gobierno Funes

 En ese escenario, analistas concuerdan que la FGR y el Órgano Judicial han comenzado tener muestras de voluntad para enfrentar la corrupción, pero les falta capacidad. 

 “El estado y la institucionalidad no muestra capacidad para combatir la corrupción. Lo que muestra es tal vez voluntad de querer comenzar a hacer algo por su paí­s, pero lo que demuestra es una falta desesperada de recursos y de capacidad”, expresa Paul Steiner del Movimiento “Democracia Limpia”. 

 Steiner asegura que la FGR comienza a tener contundencia en términos de investigación. “Eso nos alienta y nos hace sentir que hay esperanza pero todaví­a no hay ninguna condena ni juicio penal que realmente valga la pena. En el caso Funes-Mecafé lo que vemos es una investigación basada en cinco delitos pero aún no hay acusación”.

 Además puntualiza que lo preocupante en el escenario de corrupción que vive el paí­s es el factor tiempo pues el plazo de prescripción de delitos está próximo a llegar para casos como el de Saca que prescribe en 2019; así­ como los intereses de las cúpulas de los partidos polí­ticos. 

 “Qué desilusión va a haber si esto es una llamarada de tusa o si se vuelve una manera de distraer mientras prescriben otros casos. No sabemos quién está detrás del fiscal”, concluye Steiner. 

 Por su parte el analista polí­tico, Roberto Cañas, aseguró que para allanar siete propiedades en el caso Funes-Mecafé, la FGR debe estar preparada para llegar hasta el final. 

 “La FGR deberí­a tener capacidad de combate a la corrupción porque si se mete a una operación como esa y resulta que no hay nada, queda en entredicho el Ministerio Público, no habrí­a credibilidad. Es una apuesta de alto riesgo. Cuando se hace una operación como el allanamiento, lo hace porque eso va a robustecer las pruebas que tiene”, sostiene Cañas. 

 El también firmante de los Acuerdos de Paz considera que la FGR no responde a agendas polí­ticas, pues las pruebas que presentó ante la jueza 5° de Paz fueron contundentes para que se aprobara el allanamiento, sin embargo, no descarta que administraciones fiscales pasadas, sí­ respondiesen a agendas polí­ticas. 

 Asimismo, Cañas calificó “inaceptable” que Jorge Velado, presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA) del partido ARENA, deseara que Funes atravesara por lo mismo que sufrió el expresidente Flores. 

  “Lo que está reavivando es la confrontación, la polarización que no ayuda en nada para sacar adelante al paí­s. Es inaceptable”, concluyó. 

 FMLN y el respaldo a Funes 

 Por otro lado, el mandatario afirmó a través de sus redes sociales que se encuentra fuera del paí­s, y calificó de “show” la intervención de la FGR en los inmuebles de su amigo Mecafé. Igual postura presenta el partido que lo llevó al poder en 2009, el FMLN. 

 La diputada del FMLN, Nidia Dí­az, sostiene que todo se trata de un plan de desprestigio en contra de miembros de la izquierda salvadoreña y particularmente contra el expresidente Funes.

 “Esos casos así­ nos parecen parte de una acción para debilitar las personalidades. Los sectores de poder odian mucho a Mauricio Funes porque en su administración él descubrió muchos casos que llevó a la Fiscalí­a y algunos tuvieron cárcel como Francisco Flores”, dijo a ContraPunto la parlamentaria.

Dí­az sostiene que hay un enojo permanente en algunos sectores de poder, por lo que no sorprenderí­a que ellos mismos hagan las acusaciones como acciones de querer desprestigiar a alguien que los ha acusado en otros momentos.

La parlamentaria asegura que las acusaciones en contra de Funes carecen de fundamento, y que el exmandatario  ha presentado sus pruebas de descargo ante la Sección de Probidad de la CSJ de forma correcta. 

Nidia Dí­az hace un llamado a la FGR a investigar los más de 160 casos que presentó la Secretarí­a de Transparencia y Anticorrupción del actual gobierno, en contra de las administraciones en los gobiernos de ARENA como las irregularidades en la construcción del bulevar “Monseñor Romero” y el Hospital de la Mujer, entre otras.

 Asimismo es enfática al afirmar que de ser desfavorable a Funes el resultado de las investigaciones, el FMLN podrí­a no continuar con su respaldo.

 “No respaldaremos cualquier resultado porque nosotros somos un partido acogido a la Constitución de la República y estamos dentro de un marco jurí­dico. Lo que exigimos es que la justicia opere. Como decí­a monseñor Romero, la justicia solo pica a los descalzos”, expresa Dí­az. 

 Si bien las investigaciones en los caso Flores, Saca y Funes continúan, al igual que otros cientos de investigaciones en contra de funcionarios de menor rango como alcaldes, ministros y hasta diputados, los analistas concuerdan que es urgente que se dote a la FGR de más recursos y se capacite a su personal. Coinciden en que si no hay una condena ejemplarizante, la credibilidad en las autoridades para combatir la corrupción habrá caducado.

spot_img

También te puede interesar

Mario Beltrán
Periodista sección PolÃítica en ContraPunto. Graduado de Comunicaciones en Universidad Cristiana de las Asambleas de Dios.
spot_img

Últimas noticias