spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 23 de julio del 2021

Conservación de los humedales frente a la crisis del agua

La disminución de los humedales provoca escasez de agua dulce y se agrava con los impactos del cambio climático

spot_img

Los humedales y rí­os son nuestras fuentes de agua, fuentes de vida, y rápidamente se están agotando. El Salvador, es uno de los más paí­ses afectados por la crisis del agua, la pérdida de humedales obliga a las personas en el campo a caminar grandes distancias para obtener agua para cocinar, para cultivar y para sus necesidades básicas cotidianas.

Ya que existen poblaciones en territorio salvadoreño con graves problemas para acceder al vital lí­quido, como el municipio de Jutiapa, en Cabañas, se impulsan iniciativas de reforestación de la cuenca del Humedal Cerrón Grande consistente en la siembre de huertos caseros, árboles frutales y forestales nos comenta la experiencia Patricia Rodrí­guez, campesina del cantón Santa Bárbara, Caserí­o Gí¼iscoyol.

“Aprendimos a hacer zanjas de infiltración de agua para conservación de suelos y poder regar los árboles frutales y los cultivos durante el verano, nos enseñaron a hacer bocashi como abono orgánico para los cultivos de tomate, chile, berenjena, gí¼isquil, los palos frutales, que hemos comido guayaba, mango ha sido saludable porque no lleva quí­mico”, manifestó Patricia.

Por su parte Christian Hernández, promotor de agricultura orgánica del Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador -FIAS-, explicó el impacto positivo que han tenido las prácticas de agricultura orgánica, que no solo ha creado conocimiento como tal, sino también cambios de habito para cultivar de forma natural sin los agro quí­micos que dañan el ambiente y la salud.

“Se ha implementado mucho conocimiento con las personas sobre obras de conservación de suelos como barreras vivas y muertas, se han implementado zanjas de infiltración, siembra de árboles frutales y forestales, dispersos en las comunidades de Jutiapa y Tejutepeque en Cabañas”, explico Hernández.

Además, el presidente de CRIPDES Bernardo Belloso, señaló que, por medio de la implementación de este proyecto de carácter productivo, ecológico y protección de cuenca, se está haciendo frente al fenómeno del Cambio Climático.

“Es importante seguir creando una cultura en la población para reforestar y convertirnos en conservadores de agua, debido a que las aguas están siendo contaminadas por los agro quí­micos, ante ello es necesario promover ordenanzas que prohí­ban estos quí­micos para evitar la contaminación del agua y la salud de las personas”, aseguro Belloso.

La iniciativa de preservar la cuenca hidrográfica se desprende del Sistema Agrosilvopastoril (SASP), que consiste en combinar especies frutales y maderables, cultivos de granos básicos y ganaderí­a de baja intensidad. Con el propósito de generar un área de amortiguamiento, que se define como zona RAMSAR protegida por la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, y así­ enfrentar al cambio climático y que en esta área del territorio salvadoreño se ha sufrido fuertes impactos de sequí­as.

spot_img

También te puede interesar

Alfredo Carías
Colaborador
spot_img

Últimas noticias