spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

Colombia a las urnas muy polarizada

La campaña electoral se cumplió en medio de un clima de tranquilidad, muy diferente al de épocas en que las FARC y el ELN arreciaban sus ataques para dificultar los comicios

spot_imgspot_img

Los colombianos volverán este domingo a las urnas para escoger al sucesor del presidente Juan Manuel Santos, en una definitiva segunda vuelta electoral que enfrenta a dos opciones marcadamente diferentes, la del derechista Iván Duque y la del izquierdista Gustavo Petro.

Poco más de 36 millones de personas mayores de 18 años están habilitadas para votar en el final de un proceso electoral que volvió a mostrar la polarización en que se encuentra el paí­s por temas como el acuerdo de paz con la ex guerrilla de las FARC y la estrategia para acabar con el conflicto armado mediante una solución negociada o por la ví­a militar.

Según las encuestas de los últimos dí­as, Duque es favorito para suceder a Santos el 7 de agosto para el periodo 2018-2022.

De acuerdo con la firma Cifras & Conceptos, Duque obtendrá el 45,3 por ciento de los votos y Petro el 36,4. Un sondeo de Invamer pronostica que Duque logrará el 57,2 por ciento y Petro el 37,3, mientras que Datexco adjudica a Duque el 46,2 por ciento y a Petro el 40,2 por ciento de los votos.

Duque, abogado de 41 años, es el candidato del Centro Democrático, el partido opositor de derecha radical que dirige el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010), el principal crí­tico del proceso de paz que derivó en 2016 en la firma de acuerdo de paz entre el Gobierno de Santos y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

Algunos dirigentes de ese partido dicen que se debe desconocer el acuerdo de paz, pero Duque moderó su lenguaje en las últimas semanas al afirmar que implementará el pacto, pero que hará modificaciones para que los ex jefes guerrilleros no puedan dedicarse a la polí­tica sin purgar sus penas.

Petro, economista de 58 años, asegura que cumplirá el acuerdo y que logrará finalizar el conflicto armado que empezó en los años 60 mediante un pacto de paz también con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el único grupo guerrillero que sigue activo.

Duque obtuvo en la primera vuelta del 27 de mayo el 39,14 por ciento de los votos, frente a un 25,08 por ciento de Petro.

Por su parte, Sergio Fajardo obtuvo el 23,73 por ciento, Germán Vargas Lleras el 7,28 y Humberto de la Calle el 2,06.

Tras la primera vuelta, Duque y Petro empezaron a mover sus fichas para obtener el apoyo de los derrotados de la primera ronda.

Duque sumó a su favor el apoyo de los dos partidos históricos del paí­s, el Liberal y el Conservador, que en la primera vuelta respaldaron a De la Calle y Vargas Lleras, respectivamente. Un sector conservador ya estaba del lado de Duque desde antes.

El gobernante Partido Social de Unidad Nacional, que respaldó a Vargas Lleras, dejó a sus congresistas libertad de voto de cara a la segunda vuelta, pero casi todos están ahora con Duque, lo cual fue visto con sorpresa por analistas polí­ticos a raí­z de la férrea oposición de la derecha radical al Gobierno de Santos.

El izquierdista Polo Democrático Alternativo y el partido centrista Alianza Verde, que impulsaron la campaña de Fajardo, acordaron apoyar a Petro, aunque algunos dirigentes de esos colectivos han dicho que votarán en blanco.

El partido creado por la ex guerrilla de las FARC, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, dejó entrever que apoya a Petro, según un pronunciamiento de su máximo lí­der, Rodrigo Londoño.

"Estamos en una encrucijada en la que hay que tomar posición, y hay que tomar posición desde mi punto de vista y el del partido por el candidato que ha garantizado la implementación y la continuación de los acuerdos firmados en La Habana", dijo Londoño.

La campaña electoral se cumplió en medio de un clima de tranquilidad, muy diferente al de épocas en que las FARC y el ELN arreciaban sus ataques para dificultar los comicios.

El ELN, que desde febrero del año pasado negocia con un acuerdo con el Gobierno colombiano, declaró un alto el fuego desde el viernes 15 hasta el martes 19 de junio, para facilitar las elecciones.

Las casi 97.000 mesas ubicadas en 11.300 puestos de votación estarán abiertas desde las 08:00 horas hasta las 16:00 horas. Como es habitual en las elecciones presidenciales en Colombia, se prevé que los resultados se divulgarán muy rápido.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias