spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

CICR: COVID-19 incrementa vulnerabilidad de familiares de desaparecidos

Resolver el destino y el paradero de las personas desaparecidas, aún en tiempos de COVID-19, es un reto diario para el que se requieren mecanismos eficaces y coordinados de búsqueda y procesos forenses de calidad (Fotos CICR)

spot_img

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en ocasión de conmemorarse el 30 de agosto el Día Internacional del Desaparecido, señala que la actual pandemia ha incrementado la vulnerabilidad de la  las personas desaparecidas en América Latina.

La COVID-19 "agrega nuevos retos y complejidades a la problemática de la desaparición en la región, no solo relacionada con el manejo apropiado de los restos de las personas fallecidas para evitar nuevas desapariciones, sino también para muchas familias que han visto frenados los procesos de búsqueda debido a las restricciones de movimiento adoptadas en la mayoría de los países, y también por el recrudecimiento, en muchos casos, de su situación económica". dice el comunicado del CICR.

Y agrega que "resolver el destino y el paradero de las personas desaparecidas, aún en tiempos de covid-19, es un reto diario para el que se requieren mecanismos eficaces y coordinados de búsqueda y procesos forenses de calidad".

“Aún en la pandemia, los familiares no dejarán de buscar a sus seres queridos. Es importante continuar el apoyo a estas familias, para lo que se necesita genuina voluntad política y coordinación de todas las partes interesadas para responder a las necesidades de búsqueda, económicas, de acompañamiento psicosocial, entre otras, de las familias”, dijo Susana López, coordinadora para América Latina y el Caribe del programa de Personas Desaparecidas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En tiempos de covid-19, miles de familiares de personas desaparecidas continúan trabajando y apoyándose entre ellos en la búsqueda de sus seres queridos, muchos han diversificado las formas de búsqueda, incluyendo apoyos virtuales y a través de las redes sociales. “La pérdida ambigua es una de las angustias y sufrimientos más profundos que he visto en mis 15 años de trabajo en el sector humanitario. Obtener respuestas concretas sobre el destino de sus seres queridos desaparecidos es la única forma en que las familias de personas desaparecidas pueden seguir adelante y Covid-19 no debe ser una razón para ralentizar los esfuerzos”, enfatizó David Quesne, jefe de misión del CICR en El Salvador.

En algunos países, las oficinas que atienden los casos de personas desaparecidas cerraron a causa de la pandemia, las reuniones de grupos de apoyo se interrumpieron, así como procesos de búsqueda y exhumación. “Iba a un grupo de autoayuda y lo tuvimos que cancelar como dos meses porque una compañera se contagió”, aseguró María Luisa Lazarín de México, en búsqueda de su hijo desaparecido.  Para todas las personas que están pasando esta situación de incertidumbre decirles que no pierdan las esperanzas y decirles que hay que seguir luchando juntos porque estoy segura que algún día sabremos qué pasó con nuestros seres queridos”, agregó Juliana Rocha, quien busca a su hijo desaparecido en El Salvador.

En América Latina, el CICR apoya a los familiares de personas desaparecidas en Guatemala, El Salvador, México, Honduras, Colombia, Perú y Brasil. Para el CICR, tanto las personas que desaparecen como sus familiares son víctimas. Las familias sufren una serie de afectaciones físicas, emocionales y psicosociales, muchas veces agravadas por dificultades legales y económicas.  Asimismo, el CICR trabaja para fortalecer la capacidad y la respuesta de las autoridades de los países, incluidas las forenses, y para que se adopten políticas que contribuyan a la búsqueda y a la protección de las familias y personas.

Alianza con Playing for Change: voces latinoamericanas les cantan a los familiares

Para conmemorar el Día Internacional de los Desaparecidos, el CICR produjo un video musical en por Natalia Lafourcade y Leonel García, se realizó durante estos tiempos de pandemia con la participación de más de 15 músicos de América latina para decirle a los familiares de los desaparecidos que no están solos en su búsqueda. 

Fue grabado en nueve países latinoamericanos con la generosa participación de cantantes como León Gieco, Susana Baca, Silvana Estrada, entre otros. También cuenta con el talento de extraordinarios músicos e instrumentos latinoamericanos: acordeón de Colombia interpretado por el Rey Vallenato, Julián Mújica, la guitarra de Daniel Rucks por El Salvador, tambores garífunas de Honduras, cavaquinhos de Brasil, el cajón de Perú, y la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Guatemala.  

Juntos, y a través de la música, queremos expresar nuestra solidaridad a aquellos que enfrentan el sentimiento profundo y universal de perder a alguien querido.  Las familias de los desaparecidos no pararán de buscar, a pesar de pandemias y otras adversidades, ni nosotros de ayudarlos”, aseguró Guillermo Schulmeier, jefe del Centro Regional de Comunicaciones del CICR para las Américas en Buenos Aires. 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias