spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Cenizas de Claribel Alegrí­a reposarán en Teatro Nacional

La hija de la poeta dijo que ese era el deseo de su madre: que parte de sus cenizas estuvieran en El Salvador y otra en Nicaragua

spot_imgspot_img

Parte de las cenizas de la poeta nicaragí¼ense-salvadoreña Claribel Alegrí­a fueron entregadas este jueves a autoridades de la Secretarí­a de Cultura de El Salvador. Estas serán colocadas el 12 de mayo próximo en un nicho especial en el Teatro Nacional, ubicado en el centro de San Salvador.

"Es un honor recibirla en esta casa" porque "sus cenizas son testigo del vuelo eterno de su alma, de la claridad alegre de su belleza", dijo la secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado, al recibir de Patricia Flakoll, hija de Alegrí­a, una vasija con las cenizas.

Regalado explicó que las cenizas, que llegan mezcladas con parte de los restos de su esposo Darwin "Bud" Flakoll, descansarán en el Teatro Nacional "para recibir a los poetas y la poesí­a que en su honor se realice y se declame".

La hija de Alegrí­a, también ganadora del premio Casa de las Américas en el ramo de poesí­a en 1978, apuntó que con el acto "se ha cumplido su deseo" de descansar "en su patria y su matria", Nicaragua y El Salvador.

"No volveremos a ver su bello rostro, sus risas y carcajadas", pero "quedarán grabadas en nuestra memoria para siempre y nos servirán como una lección de vida", señaló Flakoll durante el acto de entrega de las cenizas, lo cual tuvo lugar en el Museo de Antropologí­a "David J. Guzmán".

La presidenta de la Fundación Claribel Alegrí­a en El Salvador, Susana Reyes, añadió que, "más allá de los homenajes" es momento de definir qué faceta de la escritora, con nacionalidad salvadoreña y nicaragí¼ense, se quiere recordar.

"Claribel Alegrí­a fue y es la salvadoreña más universal, y no borró con esto su huella en la literatura nicaragí¼ense, solamente destaco que para El Salvador es la mujer más importante, a la fecha, entre sus escritoras", afirmó Reyes.

Alegrí­a fue galardonada en 2017 con el XXVI Premio Reina Sofí­a de Poesí­a Iberoamericana que conceden la Universidad de Salamanca y Patrimonio Nacional y se convirtió en la primera mujer de Centroamérica en recibir el prestigioso reconocimiento.

La escritora, poeta comprometida y discí­pula de Juan Ramón Jiménez, logró este premio al que concurrieron un total de 71 candidatos y que recibió en Madrid.

Miembro de la llamada Generación Comprometida y con nacionalidad nicaragí¼ense y salvadoreña, Alegrí­a mantuvo durante toda su carrera su compromiso con la resistencia no violenta, en contra de los regí­menes dictatoriales y de las guerras e injusticias sociales.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias