spot_img
spot_img
viernes, 07 de mayo del 2021

Carmen de Minero, al servicio de la justicia, la cultura y la educación

Carmen, no solo fue la esposa de Camilo Minero, sino que fue fundadora de ANDES 21 de Junio, de las primeras mujeres graduada de la Normal. Defensora de la justicia y la educación como derechos de los salvadoreños

spot_imgspot_img

Llamada María del Carmen Cornejo de Minero (1924 – 2020), falleció este sábado en la madrugada, a los 96 años de edad,  en la tranquilidad y amor de su hogar.

Nació en San Juan Nonualco el 14 de enero de 1924, en el hogar creado por María Gil Bonilla y José Cornejo Sosa. Fue hija única y creció en medio del florecimiento de San Salvador, en la primera mitad de 1900. 

Fue de la primera promoción de mujeres en graduarse como bachiller del ahora Instituto Nacional General Francisco Menéndez, antes destinado solo para la formación de hombres y con un sistema educativo apegado a la disciplina militar. 

Posteriormente estudia en la Normal de Maestros, en donde también fue de las primeras mujeres en obtener su título de maestra. Su primer trabajo como profesora fue en la ciudad de Guazapa, y posteriormente ejerció en los centros escolares República de Chile y Juana López. 

Carmen de Minero, perteneció al grupo fundador de ANDES 21 de junio, desde donde defendió los derechos de los maestros y maestras y proclamo el respeto por la formación educativa apegada a la libertad, la justicia y el respeto. 

Su madre, una gran cocinera, aprendió los secretos y detalles de la comida italiana y francesa en las cocinas de grandes hoteles de San Salvador, posteriormente colocó su propio negocio, un comedor en el desaparecido mercado Emporium de San Salvador. Su padre, sastre, tenía su propio taller, desde donde confeccionaba elegantes trajes para los hombres modernos de la época. 

Ambos, impulsaron a que Carmen estudiara y se cultivara. En el comedor de su madre conoció a Camilo Minero, en ese entonces un joven estudiante de artes, quien llegaba a disfrutar los alimentos preparados por doña María. 

Entre sazón y buena comida, Camilo y Carmen se enamoraron y pese que no era aceptado por su padre, se casaron en 1944, desde ese año convivieron inseparablemente, luchado por el arte, la educación, el respeto a los derechos humanos, la libertad de pensamiento y la construcción de una sociedad justa. Tuvieron tres hijas, Diana, Ana María y Margarita, quienes crecieron con esos ideales.

La FRDalton y ContraPunto le rinden homenaje a nuestra querida Maestra.

Fotos y texto de la Familia Minero Cornejo

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias