La encuesta más reciente realizada por la Unidad de Investigación Social de La Prensa Gráfica, reveló que el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, llega a su segundo año de gestión con el 86.5% de aprobación entre la población salvadoreña.

Ante la pregunta, ¿Usted aprueba o desaprueba el trabajo que ha realizado Nayib Bukele como presidente hasta el momento? El 86.5 % respondió que lo aprueba, el 9.1 % lo desaprueba, mientras que 4.3 % no respondió.

Pese a tener una buena calificación, el mandatario resiente su segunda calificación más baja desde que comenzó su mandato; la más baja fue en febrero de 2020 (tercer trimestre), luego de la crisis política desatada por su ingreso militar a la Asamblea Legislativa.

La información sugiere que las acciones del presidente en contra de la institucionalidad democrática del país lastiman su imagen ante la población, pero no de manera crítica.

En estos dos años de trabajo, la imagen del presidente ha estado apuntalada por la percepción de que el país ha mejorado en seguridad pública, y que se ha manejado bien la pandemia.

Al cierre de su primer año de trabajo de Bukele, por ejemplo, la ciudadanía colocaba como logro principal la mejoras en la seguridad pública, y en segundo lugar, el manejo de la pandemia de covid-19.

Ahora, el principal logro de Bukele, según la ciudadanía, son el manejo de la pandemia, mejoras en el sector de salud y el combate a la delincuencia.

Al evaluar las cinco área de gestión clave de gobierno, los ciudadanos las aprueban todas, aunque no tan bien como hace un año. Es más, la aprobación ha bajado en todas, salvo en el manejo de la educación. La mayor caída es en seguridad pública, la cual pasó de una calificación positiva de 93.2 % a 73.8 %. La seguridad, entonces, es un logro que está perdiendo adhesión.

En el estudio fueron entrevistadas 1,103 personas mayores de edad, residentes de todo el país, entre el 13 y el 22 de mayo del año en curso; lo anterior permite hacer inferencias con un margen de error del 3 % y un nivel de confianza del 95 %.

Gobierno resalta baja de homicidios a escala nacional 

Entre los logros que destaca el gobierno, es la efectividad del Plan Control Territorial y de las políticas enfocadas en la prevención de la violencia.

“Nos complace anunciar a todo el país que hemos finalizado otro día sin homicidios. A dos años de la puesta en marcha del Plan Control Territorial, hemos cumplido 41 días de no lamentar la muerte de salvadoreños a causa de la violencia”, detalló el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro.

Las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) reflejan que este es el quinto día sin asesinatos en el país durante 2021 y es el número 41 en los dos primeros años de la administración del Presidente Bukele.

El director de la PNC, Mauricio Arriaza Chicas, destacó y reconoció el trabajo del personal de la corporación en la lucha contra la criminalidad que en el pasado mantuvo sometida a la población salvadoreña, lo que da buenos augurios para el tercer año de gestión gubernamental, que inicia hoy.

“Llegamos a otro día sin homicidios con el Plan Control Territorial liderado por el Presidente Bukele. Gracias compañeros policías por esforzarse diariamente, en la construcción de un nuevo El Salvador. Dios está con nosotros en este largo y difícil camino por recorrer”, dijo Arriaza Chicas.

El promedio diario de homicidios se mantiene en 3.6 durante los primeros cinco meses de 2021. En el pasado, los anteriores gobiernos llegaron a contabilizar hasta 30 asesinatos cada día, generando luto, dolor, zozobra y miedo en la población salvadoreña.

Otro factor positivo para Bukele, es la nueva legislatura que tiene 56 de los 84 diputados del partido Nuevas Ideas.

La nueva Asamblea Legislativa ya ratificó los $500 millones que el Ejecutivo necesitaba para atender la primera infancia y ratificó el Convenio Marco entre la República Popular China y El Salvador para la ejecución de asistencia económica y técnica. Según el presidente Bukele son $500 millones de cooperación no reembolsable para proyectos sociales.

A su vez, el gobierno salvadoreño ha mantenido sus relaciones diplomáticas con Estados Unidos; el 18 de abril pasado, el entonces Encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos en El Salvador, Brendan O’Brien acompañó a funcionarios del gobierno del presidente Bukele a recibir un lote de 96,000 vacunas del mecanismo Covax. Un mes después de esa entrega, el presidente de la república recibió las cartas credenciales del embajador de Rusia en El Salvador, Alexander Khokholikov. Como parte de la cooperación entre países, El Salvador es el país centroamericano que tiene el mayor despliegue de misiones de paz en diferentes países del mundo.

Además de las ratificaciones de fondos para la primera infancia y del Convenio Marco con China, la nueva legislatura aprobó el 11 de mayo pasado los $200 millones que el Ejecutivo necesitaba para financiar la segunda y tercera fase del Plan Control Territorial, el cual ha reducido los altos índices de homicidios heredados por los gobiernos de ARENA y FMLN.

El Ejecutivo había solicitado desde el 2019 los $91 millones para la segunda fase y $109 millones para la tercera, sin embargo, los diputados de ARENA y FMLN argumentaban que no daban sus votos para aprobarlos porque no había claridad en el uso de los recursos.

A pesar de los obstáculos generados por la legislatura anterior y de las resoluciones en contra de la anterior Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, el presidente de la república llega a su segundo año en el gobierno con un alto respaldo popular y es reconocido a escala mundial por el manejo de la pandemia de la COVID-19.

En la última encuesta que la consultora Mitofsky publicó a finales de marzo pasado, el presidente de la república tenía 84 % de aprobación de los salvadoreños y superaba a los mandatarios de México, República Dominicana, Uruguay y Bolivia.

En marzo pasado y según la consultora CID-Gallup, el presidente Bukele tenía un 83 % de respaldo de los salvadoreños y fue el mejor evaluado entre 11 mandatarios de la región latinoamericana por el manejo de la pandemia de la COVID-19. 

Asimismo, la atención de la pandemia por el gobierno del presidente Bukele fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En enero de este año, el ministro de Salud, Francisco Alabí se reunió en Ginebra, Suiza, con líderes de la OMS, quienes que destacaron el esfuerzo del gobierno salvadoreño por preservar la vida y la salud del pueblo salvadoreño.

Para atender a los pacientes con la COVID-19, el gobierno del presidente Bukele también construyó e inauguró el 22 junio del año pasado el Hospital El Salvador, y hasta el 22 de mayo pasado, reportaba que 5,103 pacientes habían sido dados de alta médica en ese nosocomio. A escala nacional son 68,408 las personas recuperadas por la COVID-19.  Para atender a los enfermos, el gobierno del presidente Bukele también construyó e inauguró el Mega Centro de Vacunación e inició la vacunación masiva de la población. Hasta ayer, el gobierno reportaba 1,832,228 personas vacunadas

En estos dos años de gobierno y a pesar de la pandemia, el Ejecutivo ha logrado mejorar la economía y según el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya no aumentarán ni se crearán nuevos impuestos y se espera que haya un crecimiento entre el 5 % y 6 % del Producto Interno Bruto (PIB).