spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 01 de agosto del 2021

Baltazar Garzón denunció a España en la ONU

La demanda del exjuez Garzón ha sido respaldada por varios expertos internacionales

spot_img

El ex-juez español Baltasar Garzón denunció a España ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, informó Helen Duffy, del despacho de abogados Human Rights in Practice, responsables de someter la querella “en nombre y representación” del ex-magistrado, iniciativa que fue confirmada por fuentes de Naciones Unidas en Ginebra, reveló la Agencia France Presse (AFP). 

“A principios de este año el Juez Garzón decidió presentar su denuncia ante el Comité de los Derechos Humanos. Ahora, el Estado Español ha sido requerido para responder a la denuncia en el plazo de seis meses”, afirmó Helen Duffy, quien alegó el “carácter arbitrario de una serie de investigaciones y enjuiciamientos penales interpuestos contra el Juez Garzón que llevaron a su inhabilitación y pusieron fin a su larga y distinguida carrera judicial”.

La demanda de Garzón ha sido respaldada por varios expertos internacionales que presentaron dictámenes periciales conjuntos sobre estándares internacionales de impunidad e independencia judicial, especí­fica Duffy.

Baltasar Garzón fue apartado de su carrera en 2012, condenado por prevaricación en el Tribunal Supremo a 11 años de inhabilitación, tras intervenir conversaciones en prisión entre cabecillas de la trama Gí¼rtel y sus abogados, supuestamente relacionadas con presuntos actos de corrupción “cometidos por altos cargos del actual partido de gobierno”, precisó Duffy, cuyo juicio oral tiene lugar actualmente en Madrid. 

La llegada del caso Garzón a la ONU sucede después que su recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en 2013, contra la sentencia que un año antes lo alejó de los tribunales españoles, ha sido “inadmitido”, y “sin que el juez se pronunciase sobre el fondo del asunto y en apenas tres lí­neas”, explicó a la AFP su jefa de prensa, Aurora Moya.    

El Comité de Derechos Humanos de la ONU vigila el cumplimiento del Pacto de Derechos Civiles y Polí­ticos, ratificado por España en abril de 1977, que en enero de 1985 adhirió a un Protocolo Facultativo del Pacto, el cual autoriza al Comité a “recibir y considerar comunicaciones de individuos que aleguen ser ví­ctimas de violaciones de cualquiera de los derechos enunciados en el Pacto”, una vez agotados “todos los recursos internos disponibles”.

Compuesto por 18 expertos independientes, ungidos por el voto secreto de los 168 paí­ses que han ratificado el Pacto, el Comité tarda unos 2 años en resolver “a puerta cerrada”, las quejas como la de Garzón. Estas son notificadas a los paí­ses interesados, que tienen 6 meses para responder. Luego el Comité emite “observaciones”, valorando si el paí­s violó artí­culos del Pacto, resultado equivalente, en el plano diplomático, a una sentencia judicial sobre dicho Estado.

De obtener satisfacción en lo que decida el Comité, podrí­a significar para Garzón que España anule o revise la sentencia que lo excluyó de la magistratura, pero nada es seguro pues el Protocolo de la ONU en cuestión no indica de manera explí­cita que las resoluciones son “vinculantes” para el paí­s concernido, no obstante que tales recomendaciones deben ser acatadas por los Estados, según las costumbres de la ONU.

spot_img

También te puede interesar

Juan Gasparini
Corresponsal de ContraPunto en Suiza - ONU-DDHH, escritor y experto en Derechos Humanos. Ex preso político de la dictadura en Argentina
spot_img

Últimas noticias