spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

Así­ habrí­an asesinado a Jocelyn Abarca

La joven reportada como desaparecida, habrí­a sido asesinada y desmembrada por su pareja, quien respondí­a los mensajes a nombre de la ví­ctima todaví­a un dí­a después de matarla, y usó su vehí­culo para deshacerse de sus restos

spot_img

La Fiscalí­a General de la República (FGR) informó este miércoles sobre la captura de Ronald Atilio Urbina, por Feminicidio Agravado, acusado de asesinar a su novia, Jocelyn Milena Abarca de 26 años de edad, debido una aparente pugna por celos entre la pareja; la joven quien tení­a denuncia de desaparecida, apareció desmembrada ayer en una de las riberas del rí­o Acelhuate.

Según la investigación fiscal, el sábado 30 de junio en horas de la noche, la ví­ctima salió con sus amigos, pero Ronald Atilio Urbina le llamaba constantemente para saber dónde estaba. Ella, al percibirlo molesto, decidió no regresar esa noche a dormir a la casa de ambos, por lo que todo el domingo 1 de julio mantuvieron constantes discusiones al punto que ella advirtió con abandonarlo.


El 4 de julio en horas de la noche, la ví­ctima se comunicó por última vez con su madre ví­a llamada telefónica. Para el 5 de julio, el teléfono de la ví­ctima respondí­a solo por WhatsApp a su madre, pero ella, al percibir que no se trataba de su hija, comenzó a solicitar notas de voz para escucharla, pero ya no supo más de ella.

"El teléfono de la ví­ctima lo tení­a el imputado. Quien además contestaba los mensajes que le enviaba la madre de la ví­ctima", dijo el fiscal general, Douglas Meléndez.

Meléndez afirma que se trata de un caso con abundante prueba pericial y cientí­fica que demuestra la participación de Urbina en el crimen.

Las investigaciones se apoyan en ubicación de antenas satelitales de los teléfonos celulares de la ví­ctima y el victimario, así­ como triangulación de cámaras de seguridad que siguen el rastro de Urbina en el momento del crimen.

La FGR detalló que cámaras lo captan desde el momento que sale de su vivienda, cerca del hospital Amatepec, en Soyapango, hasta donde abandona parte del cuerpo de la ví­ctima, por la 17 Av. Sur de San Salvador. Dichas cámaras graban todo el trayecto de Urbina quien llevaba los restos de Jocelyn en el mismo vehí­culo de ella.

Además, su celular se activa en la hora exacta que lo captan las cámaras abandonando el cuerpo de la ví­ctima. Luego de abandonar el cuerpo, el imputado es captado manejando el vehí­culo de la ví­ctima y va a comprar una bebida en una gasolinera ubicada en la 49 Av. de San Salvador. Las cámaras captaron su trayecto de regreso a casa.

Urbina además interpuso una denuncia en sede fiscal por la desaparición de Jocelyn. La FGR dice que mintió al afirmar que ella habí­a tomado un Uber para ir a su trabajo, cuando en realidad, él tení­a ambos teléfonos.

La FGR informó que para el 6 de julio, un dí­a después que Jocelyn habrí­a fallecido, un pariente de Jocelyn llegó a la vivienda donde ella viví­a con Ronald, y encontró que se habí­a puesto un candado en la puerta y no pudo entrar.

"De un dí­a para otro le habí­an metido un candado a la puerta. Presumimos que ahí­ estaba el cadáver", dijo Meléndez.

El fiscal general afirmó que autopsia a los restos encontrados reflejan heridas en el abdomen y que Jocelyn trató de defenderse al momento de su ataque.

La FGR está a la espera de los resultados del ADN a una cabeza encontrada en Antiguo Cuscatlán, que presumiblemente podrí­a pertenecer a la ví­ctima.  

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias