spot_img
spot_img
sábado, 23 de octubre del 2021

Arabia Saudita condena a muerte a 5 por matar a periodista

Una corte saudí condenó el lunes a muerte a cinco personas por el asesinato del columnista del Washington Post Jamal Kashoggi, asesinado el año pasado en el consulado saudí de Estambul por un equipo de agentes saudíes.

spot_img

Khashoggi, un destacado crítico del gobierno saudita, fue asesinado dentro del consulado del reino en la ciudad turca de Estambul por un equipo de agentes sauditas.

La fiscalía del reino dijo que el crimen fue resultado de una “operación ilegal” y sometió a juicio a 11 personas, que no han sido identificadas.

El periodista de 59 años, columnista del Washington Post, fue visto por última vez ingresando al consulado saudita el 2 de octubre de 2018 para obtener los documentos que necesitaba para casarse con su prometida Hatice Cengiz.

Después de escuchar supuestas grabaciones de audio de conversaciones dentro del consulado realizadas por la inteligencia turca, la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, concluyó que Khashoggi fue “brutalmente asesinado” ese día. Callamard concluyó que se trató de una “ejecución extrajudicial”.

Para Naciones Unidas, existen "evidencias creíbles" que señalan al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, y otros funcionarios de alto nivel implicados en el asesinato del comunicador.

El vicefiscal de Arabia Saudita, Shalaan Shalaan, dijo a los periodistas en noviembre de 2018 que el asesinato fue ordenado por el jefe de un “equipo de negociaciones” enviado a Estambul por un alto funcionario de la inteligencia saudita para llevar a Khashoggi de vuelta al reino “por medio de la persuasión” o, si eso fallaba, “por la fuerza”.

Los investigadores concluyeron que Khashoggi fue inmovilizado por la fuerza y le inyectaron una gran cantidad de una droga, que resultó en una sobredosis que condujo a su muerte, dijo Shalaan.

Su cuerpo fue desmembrado y entregado a un “colaborador” local fuera del consulado, agregó. Sus restos no han sido encontrados.

Shalaan afirmó que el príncipe heredero Mohammed bin Salman, a quien la relatora de la ONU pidió investigar, “no tuvo ningún conocimiento al respecto” de lo sucedido en el consulado saudita.

Muchos críticos occidentales, incluida la prometida de Khashoggi, han señalado al príncipe de estar detrás del crimen, algo que Bin Salman siempre ha negado.

spot_img

También te puede interesar

CP / Agencias Internacionales
Redacción ContraPunto / Agencias y diarios internacionales
spot_img

Últimas noticias