spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
miércoles, 04 de agosto del 2021

Anulan cadena perpetua a exjefe policial guatemalteco

El Relator Especial de la ONU relaciona al exjefe policial con operaciones de "limpieza étnica" en Guatemala y ejecuciones extrajudiciales

spot_img

El Tribunal Federal suizo (TF) anuló la condena a cadena perpetua de Erwin Sperisen, exjefe de la Policí­a Nacional Civil de Guatemala entre 2004 y 2007, dispuesta por Corte de Ginebra en 2015 por 10 asesinatos extrajudiciales. La entidad deberá juzgarlo nuevamente por no haberle dado “las garantí­as suficientes” respecto a la comparecencia “de varios testigos a los que no pudo ser confrontado”, indica una decisión de 106 páginas revelada por la máxima instancia judicial helvética, en respuesta a una apelación del reo.

Cabe recordar que la Corte de Ginebra consideró en su sentencia ahora cuestionada como creí­bles las pruebas aportadas por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), establecida por Naciones Unidas y el gobierno guatemalteco, aunque el Tribunal Federal suizo desestime su contenido y las investigaciones subyacentes, alegando que no fueron examinadas con precisión en el enjuiciamiento y condena de Sperisen.

Su defensa agrega que el dictamen del Tribunal Federal “le cierra las puertas” a una eventual condena de su cliente, al catalogar que “la apreciación de las pruebas” por parte de la Corte de Ginebra fue “arbitraria”, y subrayar que “los testigos estuvieron contradictorios” durante la vista oral. Términos muy severos que se emplean raramente en la temática penal, explicó a Contrapunto Florian Baer, uno de los dos abogados del otrora responsable de la Policí­a guatemalteca.

La absolución de Javier Figueroa en Austria en 2013, uno de los subordinados de Sperisen, y la de su superior jerárquico, Carlos Roberto Vielmann en Madrid el 14 de marzo de 2017, parecen haber puesto en crisis la condena de Sperisen en Ginebra, que deberá enfrentar un nuevo juicio a la luz de la legislación europea en materia de derechos humanos, a la que adhiere Suiza pese a no formar parte de la Unión Europea, para reforzar las protecciones legales del futuro segundo proceso.

Sin embargo, la implicación de Sperisen en el asesinato de siete detenidos en la cárcel de Pavón en 2006, no fue desmentida por el Tribunal Federal suizo, que confirmó que se trató de una acción planificada, y que las ví­ctimas no participaron de un enfrentamiento armado, sino que fueron abatidas desarmadas por un comando constituido por policí­as y “personas externas”. Ello entronca con las conclusiones del entonces Relator Especial del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para las ejecuciones extrajudiciales, Philippe Alston, quien denunció en 2007 operaciones de “limpieza étnica” en Guatemala, alegaciones recogidas por la Corte de Ginebra.

Sobre los tres otros homicidios que también se le atribuyeran a Sperisen en perjuicio de reclusos fugados de la prisión de “El Infiernito” en 2005, deberán ser revisados en el nuevo proceso que se celebrará en Ginebra, cuya fecha se desconoce. Resta además por saber si el ex alto responsable policial guatemalteco, quien detenta asimismo la nacionalidad suiza y por consiguiente no puede ser extraditado a Guatemala, recuperará su libertad en espera de su segundo enjuiciamiento, o continuará en detención preventiva en la prisión de Champ-Dollon, en las afueras de Ginebra.

spot_img

También te puede interesar

Juan Gasparini
Corresponsal de ContraPunto en Suiza - ONU-DDHH, escritor y experto en Derechos Humanos. Ex preso político de la dictadura en Argentina
spot_img

Últimas noticias