spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

ANDARES: una obra de arte que nos refresca la memoria

ANDARES reúne un conjunto de retazos de la vida de muchos salvadoreños

spot_imgspot_img

¿Alguien recuerda el primer viaje que realizó fuera del paí­s?, ¿y si ese viaje fue a algún lugar prohibido?, ¿alguien conoció el olor del gas lacrimógeno?, ¿alguno o alguna de quienes leen estas lí­neas recibió el planazo de un machete empuñado por un guardia nacional o por un policí­a nacional?, ¿tuvo la oportunidad de conversar con algún familiar que decidió irse a la montaña a luchar contra la dictadura militar?, ¿quién conoció el exilio obligado por expresar sus ideas democráticas?, ¿conoce algún súper héroe que no sea de las tiras cómicas de Marvel?

Los recuerdos son parte de la vida de las personas, muchas veces guardados en lo más í­ntimo. Sin embargo, muchos de esos recuerdos han sido moldeados colectivamente, como lo han demostrado estudiosos de los procesos psicológicos vinculados a los recuerdos de experiencias vividas. Para muchos y para muchas el recuerdo del miedo a expresarse forma parte de la educación más temprana refrendada por los  maestros y maestras de la escuela. “No te metás en cosas que no te importan”, “No mirés a un guardia a la cara”, “estudiá para que tengás pisto”.

La lucha por los valores individualistas aprendidos de los medios de comunicación, la escuela y la familia o la aspiración a un mundo solidario, a un horizonte más humano. Esta fue la disyuntiva planteada a los jóvenes de generaciones anteriores, ejemplos de elecciones personales hay muchas, pero el valor de quienes decidieron alzarse sobre el miedo y en enero de 1932 se lanzaron a la lucha en contra del dictador Martí­nez; de los aviadores militares que intentaron derrocar el gobierno en 1944, de los estudiantes que promovieron la huelga de Brazos Caí­dos en abril y mayo de 1944; Los estudiantes universitarios que resistieron a la dictadura de José Marí­a Lémus en 1961; las protestas contra la represión a los maestros de ANDES 21 de junio en 1968 y 71; el exilio forzado de docentes y estudiantes universitarios durante la toma militar de 1972; la protesta estudiantil en contra de la violación a la Autonomí­a Universitaria en 1975, que culminó en la masacre del 30 de julio. Los anteriores son ejemplos de quienes tomaron la opción de luchar por un mundo solidario y justo al precio hasta de exponer la vida.

Protagonistas de diferentes momentos de esa historia, un grupo de jóvenes de los años 70″™s reunidos alrededor de sus memorias de participación en la lucha estudiantil y social de ese tiempo, dieron lugar a la obra de danza, música y teatro ANDARES: Hacia la justicia, la paz y la reconciliación. La obra dirigida por la coreógrafa estadounidense Anne Bluethental y Luz Mena, salvadoreña residente en EEUU.

ANDARES reúne un conjunto de retazos de la vida de muchos, interpretados por la Compañí­a Nacional de Danza, el grupo de música prehispánica Ah Chuen! Y los reconocidos actores Mercy Flores y Leandro Sánchez Arauz.

La obra será presentada a público salvadoreño con el apoyo del Ministerio de Cultura y de la Asociación ANDARES, el sábado 30 de junio y el domingo 1 de julio a las 4 de la tarde en el Teatro Nacional de San Salvador.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias