spot_img
spot_img
martes, 18 de mayo del 2021

Al menos tres capturas, entre ellos un presunto PPI, por ataque armado a militantes del FMLN

El secretario del FMLN, llamó "salvaje" al presidente, Nayib Bukele, por supuestamente ser el principal incitador de la violencia política. Se investiga si los agresores pertenecen a agencias de seguridad

spot_imgspot_img

El fiscal general de El Salvador, Raúl Melara, informó de la captura de al menos tres sujetos quienes son acusados de haber protagonizado el ataque armado en contra de militantes del FMLN, quienes estaban reunidos en la sede del partido ubicado sobre la tercera calle Poniente de San Salvador, la capital salvadoreña.

Estos hechos ocurren a menos de un mes de las elecciones para alcaldes y diputados, en las que se proyecta, según encuestas nacionales e internacionales, que el triunfador sería el partido de gobierno, Nuevas Ideas (NI); también los hechos criminales han sido denunciados por Naciones Unidas y la embajada de Estados Unidos en San Salvador.

Melara se desplazó en la noche del domingo al sector, con el objetivo de recabar más datos de este hecho que dejó dos personas fallecidas y tres lesionados.

El titular del Ministerio Público, indicó que estas detenciones se produjeron gracias a la rápida intervención de la FGR en coordinación de los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC).

“Hay dos personas capturadas por el doble homicidio de los militantes del FMLN y otros que resultaron lesionados, estamos trabajando con la Policía y esperamos tener más avances dentro de poco”, indicó Melara.

A esto agregó que este tipo de hecho no se puede estar repitiendo en el país, a esto confirmó que uno de los sujetos fue trasladado al hospital Médico Quirúrgico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) porque resultó lesionado, pero dijo que no tenía mayores datos.

El que sí tenía más información, fue el presidente de la República, Nayib Bukele, quien sostuvo que el sujeto herido es un presunto agente de Protección de Personalidades Importantes (PPI) que estaba destacado en el Ministerio de Salud.

Sin embargo, el mandatario también dijo que fueron capturados dos miembros del FMLN sospechosos de haber disparado al policía del PPI, quien se encuentra siendo operado en el hospital por haber recibido un disparo en el abdomen.

El hecho sigue siendo confuso, ya que la PNC afirmó por su parte efectivamente que habían sido capturadas cinco personas, pero que conforme avanzaron las investigaciones, dos no estaban involucradas. Mientras que el presidente manifestó que dos de los involucrados viajaban en la caravana del FMLN.

“Todos los responsables pagarán por sus actos, sean quienes sean”, dijo de manera enfática el presidente”, indicó Bukele.

Además, sostuvo que el presunto PPI venía del estadio Cuscatlán en un sedán azul, luego de presenciar el partido de la final del fútbol mayor salvadoreño en donde se enfrentaron el Alianza y Águila, donde se registró un resultado de 3-0 a favor de los paquidermos.

Entre tanto, el encargado de negocios de la embajada de los Estados Unidos, Brendan O´Brien, lamentó y condenó el ataque armado a este sector de la sociedad.

“Como Embajada de Estados Unidos, expresamos nuestras sinceras condolencias a las víctimas de los ataques de esta noche. Cualquier violencia es inaceptable y los responsables deben ser llevados ante la justicia. Tenemos entendido que la Fiscalía ha abierto una investigación sobre este hecho y estamos listos para apoyar a la FGR y PNC en cualquier capacidad mientras llevan a cabo una investigación transparente, independiente y exhaustiva”, indicó O´Brien en redes sociales.

Ortiz culpa a Bukele de violencia política

Por su parte, el secretario general del partido izquierdista, Óscar Ortiz, desconoció la autoridad del presidente Bukele, ya que consideró que es un salvaje y que es el principal incitador de la violencia a través de Twitter y de la campaña política.

“Lo desconozco en este momento, desconozco a ese tipo que está en la presidencia porque creo que es un salvaje, no puede jugar así con la situación de los salvadoreños. Está llevando al país a un caos a una situación innecesaria de confrontación social, tarde o temprano vamos a tener hechos más lamentables de lo que se ha vivido”, externó.

En este sentido, dijo que este tipo de ataques no se puede justificar porque lesiona la democracia del país.

Respecto a las declaraciones de Bukele, que insinuó que la oposición saca raja ante este hecho, el secretario rojo dijo que le da ganas de vomitar ese tipo de comentarios por parte de un mandatario y su “equipo de farsantes”.

Asimismo, Ortiz advirtió que este tipo de violencia que está sembrando puede llegar a tocar a él (Bukele).

Por lo tanto, hizo un llamado de unión para poder enfrentar los problemas del país, especialmente la crisis producida por la pandemia.

Por otro lado, descartó que el problema se haya producido por problemas externos a la violencia electoral.

“No somos intimidables, no somos gente cobarde ni intimidable”, culminó Ortiz, máximo dirigente del partido de izquierda de El Salvador.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias