spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
martes, 07 de diciembre del 2021

Ajedrez geopolí­tico a costas de la sangre siria

spot_img

Los años transcurridos de la agresión a Siria por parte de occidente, Estados vecinos y las fuerzas constituidas por fanáticos yihadistas al servicio de estos intereses, el Daesh, que deriva en cientos de miles de muertes de ciudadanos sirios (hasta 400,000 a la fecha de acuerdo a la ONU), expulsión de miles más huyendo de los enfrentamientos, devastación del territorio, saqueo de riquezas naturales así­ como del patrimonio de la humanidad por parte de estos; se aproxima el perí­odo en el que la recuperación par parte del pueblo sirio, permitirá acabar con la presencia del denominado califato, gracias al impulso brindado por Rusia al EAS, sumado además al de Irán, las milicias libanesas y del YPG, que combinadas abruman a los terroristas, quienes se refugian en pequeños reductos como Deir Ez Zor, donde nuevos elementos de la ecuación transforman el escenario, impidiendo finiquitar el proceso de eliminación de las células terroristas en estas zonas: sobre el terreno y de acuerdo a la información vertida por Reuters, las FDS entrenadas por EU se combinan con el EI a orillas del Éufrates, para lanzar ataques en contra de fuerzas gubernamentales sirias, lo que ya provoco que la comandancia rusa advierta al mando estadounidense “”¦se abstenga de atacar a las fuerzas rusas”¦”, de acuerdo a Igor Konachenkov, del Ministerio del Interior Ruso (RT, 20/02/18), lo que en la práctica pareciera ser la intención última estadounidense, es decir, provocar la confrontación con las tropas rusas sobre el terreno, lo que regionalizarí­a la confrontación, ya que además, Turquí­a, intentando alejar de sus fronteras a las YPG, ha invadido con esa excusa el territorio sirio, bombardeando Afrí¬n, donde los operativos combinados de estas junto al EAS, emprenden la última fase del desalojo en el área del Daesh.

Es decir; con la justificación de enfrentar el fenómeno terrorista que ellos mismos crearon, tanto Turquí­a como EU violenta la soberaní­a de Siria, ocupando territorio soberano de la misma, expoliando sus bienes, entrenando y aperando terroristas, y continúan abierta y deliberadamente con su agenda polí­tica para lograr expulsar al ejecutivo sirio.

Dicho de otro modo: el revés militar absoluto del plan impulsado para transformar la geografí­a polí­tica de oriente medio, que intento acabar no solo con el Estado sirio, pero además con Irán, a quienes impondrí­a gobiernos tí­teres como el que intentó en Irak, así­ como impidiendo que Rusia lleve a través de ambos territorios su gas a Europa, intentando así­ asfixiarla económicamente, favoreciendo a los estados tí­teres locales tanto como a Israel, ha fallado por completo, dado que del conflicto de 4ª generación impuesto ha salido fortalecido tanto los agredidos como la credibilidad rusa, lo que lo impone como interlocutor legí­timo en el escenario internacional, mientras que lo opuesto le ocurre a EU, quién pasa al plan “B”, actuando ahora directa y descarnadamente en el terreno, con en el ánimo de lograr sus mezquinas metas, sin importar las pérdidas humanas y patrimoniales en que ello derive, o los riesgos para el mundo que tales despropósitos ocasionen.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias