spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

2050: el año de la energía limpia

El cambio climático está sucediendo ahora y está empeorando los desastres naturales.

Justo en este instante, queramos creerlo o no, amenaza nuestra salud, nuestra economía y en definitiva nuestro futuro.

Gran parte de lo que amamos está en juego, desde alimentos tan simples y placenteros como el café y la cerveza, hasta la capacidad de respirar aire fresco o vivir en una ciudad costera.

Los incendios en el Amazonas, huracanes como Dorián recientemente o María e Irma hace dos años, son recordatorios de que estamos ante una crisis climática y que se requiere acción inmediata.

Trabajemos en sociedad

No tenemos por que vivir en estas condiciones causadas por empresas que contaminan con fines de lucro y nuestras malas decisiones del uso de nuestros recursos naturales. La solución es trabajar en sociedad para conformar una economía basada 100% en energía limpia, evitando producir más contaminación por emisiones de carbón de las que podamos eliminar para 2050.

Esto es realmente posible y está a nuestro alcance si los legisladores en Washington la vuelven una prioridad.

Una economía basada 100% en energía limpia es algo completamente real a diferencia de lo que muchos piensan. Tan sólo en la última década los precios de la energía solar se han reducido en casi un 90% y la energía eólica es ahora casi un 70% más barata.  Actualmente, más de 4 millones de estadounidenses tienen empleos que se derivan de la energía eólica, solar, de eficiencia energética y otras fuentes de energía limpia. Esto trabajadores son 160,000  empleados más, que los que trabajan en la industria del carbón.

Mientras que una economía basada 100%  en energías limpias debe enfocarse en el uso de fuentes de energía que usa cero carbono, la ciencia nos demuestra que una economía 100% limpia requiere que hagamos más: requerimos también reducir la contaminación de nuestra atmósfera.

Debemos hacer más

Esto significa usar todas las opciones desde utilizar innovadora tecnología de captura de carbono, hasta recompensar a los agricultores por proteger los bosques, que son los grandes almacenes originales de carbono.

En  el estado en donde vivo, California, por ejemplo,  ocurrieron incendios forestales sin precedentes. El incendio forestal de Camp  costó la vida a 85 personas y dejó más de 10,000 estructuras destruidas.

Por otra parte, los huracanes diezmaron las ciudades costeras de todo el sur de nuestro país. Esto convirtió al 2018 en uno de los peores años de los que se tiene registro. El huracán Florence tocó tierra en las Carolinas, provocando a su paso 52 muertes y daños que superaron los $60,000 millones de USD.

Dos importantes informes climáticos publicados en 2018, la “Evaluación Nacional del Clima de EEUU” y el “Informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU” (IPCC por sus siglas en inglés), establecieron el grave estado de nuestra trayectoria climática.

Tenemos poco tiempo para trabajar juntos para tomar acciones reales y rápidas. Estas deben permitirnos evitar los peores impactos que el cambio climático puede provocar.

Proteger el futuro

Cada día mujeres, niños, comunidades de distintas etnias y comunidades de bajos ingresos, se ven afectadas de manera desproporcionada debido al cambio climático.

Una economía basada 100% en energía limpia protegerá no solo a nuestro futuro colectivo, sino también a nuestros vecinos, trabajadores y agricultores más vulnerables. Permitirá la creación de una economía baja en carbono  que funcione para todos.

Nuestro planeta no puede esperar. El futuro y bienestar de generaciones presentes y futuras está en juego. Es momento de pedirle a miembros del Congreso federal  que apoyen una economía basada 100% en energía limpia.

Sobre la mesa está la propuesta del congresista Don McEachin. Esta  ofrece un camino para alcanzar una transición a energías limpias en Estados Unidos para el 2050. Es una propuesta ambiciosa y realista que merece ser apoyada. El bienestar y futuro de nuestras familias y de nuestra nación depende de proyectos como éste.

Votar y hacer votar

Quienes tenemos oportunidad de votar, debemos ejercer nuestro derecho a ser parte de la vida democrática de Estados Unidos. Cada vez que estamos frente a una urna de votación, tenemos la oportunidad de elegir a los candidatos que velarán y lucharán por las prioridades que nos importan:  la salud de nuestras familias. O la  protección de nuestro ambiente, aire y agua.

El 2020 será un año de extrema importancia para el futuro de nuestras familias y de nuestras comunidades. Si puedes votar, regístrate y asegúrate que podrás ejercer su derecho. Si no puedes hacerlo, ayuda  a que tus familiares y amigos que pueden hacerlo se movilicen y salgan a votar.

——————

Karina Martínez es Directora Nacional de Comunicaciones de Mi Familia Vota y residente de California.

Tomado de https://hispanicla.com/2050-el-ano-de-la-energia-limpia-39931

Avatar
Karina Martínez
Analista de Los Angeles

Últimas entradas