spot_img
spot_img
viernes, 15 de octubre del 2021

Wall Street sufrió la peor pérdida del 2019 por la escalada de tensión entre EEUU y China

Apple e IBM se deslizaron al menos en 4% ya que todas menos 11 compañí­as en el í­ndice de referencia de acciones de EEUU cotizaron a la baja

spot_img

El Dow Jones, el principal indicador del mercado, cayó un 2.9%, el selectivo S&P 500 retrocedió un 2.98 % y el í­ndice Nasdaq se contrajo un 3.47%, lastrado por el gigante tecnológico Apple (-5.23 %)

Wall Street cerró este lunes con fuertes pérdidas y el Dow Jones de Industriales cayó un 2,89 %, o 766 puntos, en la peor sesión del año, en reacción a la escalada en la guerra comercial EEUU-China y a la depreciación del yuan a niveles de 2008.

Según datos provisionales al término de la sesión, el Dow Jones, el principal indicador del mercado, moderó su descenso en los últimos minutos y se situó en 25,718.83 enteros; el selectivo S&P 500 retrocedió un 2.98 % y el í­ndice Nasdaq se deslizó un notable 3.47 %, lastrado por el gigante tecnológico Apple (-5.23 %).

Apple e IBM se deslizaron al menos en 4% ya que todas menos 11 compañí­as en el í­ndice de referencia de acciones de EEUU cotizaron a la baja. El í­ndice de volatilidad Cboe aumentó 36%. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años estuvo cerca de borrar por completo el salto que hubo tras la elección del presidente Donald Trump. El yuan de China se hundió más de 7 por dólar, un movimiento que sugiere que el nivel ya no es una lí­nea en la arena para los responsables polí­ticos en Pekí­n. El petróleo se desplomó.

El desplome se materializó luego de que China anunciara la devaluación más fuerte de su divisa desde 2008 y el presidente estadounidense Donald Trump acusara en consecuencia a Beijing de "manipulación de divisas".

Los inversionistas están comenzando a comprender el potencial de un conflicto prolongado entre las dos economí­as más grandes del mundo, ya que un indicador de recesión del mercado del Tesoro llegó a la alerta más alta desde 2007. A medida que la demanda de activos de refugio se disparó, el oro aceleró hacia USD 1.500 la onza y el yen japonés extendió su recuperación. Las principales criptomonedas, cada vez más percibidas como un refugio durante tiempos de angustia, subió a medida que el bitcoin se acercaba a los USD12.000. Indicadores de temor relativos al mercado de bonos corporativos aumentaron más desde marzo, ya que los operadores se apresuraron a cubrir sus posiciones. El yuan está en su nivel más bajo con respecto al dólar desde 2008.

Los mercados europeos y asiáticos también cerraron con fuertes caí­das luego de que el Banco Popular de China de abandonar el valor de referencia para el yuan anclado en las 6,9 unidades por dólar, que se mantení­a desde diciembre. Este lunes la moneda llegó a cotizarse en 7,044 unidades por dólar, su peor nivel desde 2008.

En Londres, el FTSE-100 perdió 183.21 puntos para cerrar a 7,223.85 unidades. De su lado, el CAC 40 de Parí­s cedió 2.19% para situarse en 5,241.55 puntos, y el Dax de Fráncfort cayó 1.80% hasta los 11,658.51. En España, el IBEX 35 de Madrid perdió 1.31% y se situó en 8,870.80 puntos.

El í­ndice paneuropeo STOXX 600 perdió un 2.3%, lo que, sumado al declive del viernes, lo llevó a sufrir su mayor desplome de dos dí­as en más de tres años, en una jornada en la que los operadores se deshicieron de acciones en favor de activos considerados seguros como los bonos gubernamentales.

Mientras que en Asia el í­ndice MSCI regional, que cuenta empresas por fuera de Japón, se desplomó el 2.5%, el desempeño más pobre en 10 meses. El Hang Seng de Hong Kong lideraba con caí­das del 2.85%, seguido por Shanghai (-1.6%).

Caí­da de monedas emergentes

Además de lo ocurrido con el renminbi chino (nombre oficial para el yuan), este lunes también hubo una caí­da en monedas de paí­ses vecinos que dependen de las perspectivas de crecimiento de China, como el won coreano (-1.4) y el dólar taiwanés (-0.7%).

En tanto la rupia india retrocedí­a un 1.6%.

Mientras que el peso mexicano abrió con brusca caí­da de 1.50% en las primeras operaciones del lunes. Por otro lado la Bolsa Mexicana de Valores abrió con un descenso del 0.27 %, es decir 124.78 puntos menos respecto al nivel del domingo.

También el peso chileno experimentaba una baja del 1.51%, mientras que el peso argentino retrocedí­a un 1.88% y el real brasileño un 1.33%. Menos afectado, el peso uruguayo sufrí­a una caí­da del 0.76%.

El refugio de los bonos

En este contexto, los inversores acudieron en masa a los clásicos activos percibidos como seguros, entre estos el yen japonés que tení­a una suba del 0.46% frente al dólar con picos de 0.7%, su mejor desempeño desde enero. Lo mismo ocurrió con el franco suizo, con una suba del 0.67%.

En tanto los rendimientos de los bonos a diez años del Tesoro de los Estados Unidos caí­an un 1.77% y los del gobierno federal alemán por el mismo perí­odo lo hací­an un 0.53%, señal de que su cotización va en alza ante la mayor demanda.

Finalmente el precio del oro saltó un 1.29% hasta alcanzar su nivel más alto en seis años (1,464 dólares la onza).

Tomado de: https://www.infobae.com/america

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias