spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Vivimos tiempos de cambio

Honesto es aquel que cambia su pensamiento para ajustarlo a la verdad.

Deshonesto es aquel que cambia la verdad para ajustarla a su pensamiento

(A saber, quien put… lo dijo, pero es sabio)

En 1968 cuando llegue a San Salvador la inestabilidad comenzaba a sentirse. La guerra con Honduras, la teorí­a de la liberación, las protestas en la universidad nacional, radicalización de sindicatos, grupos de masas, Andes 21 de junio, gobiernos militares, represión, escuadrones de la muerte y todo desemboca en el golpe de estado que el presidente de los EE. UU., James Carter autoriza y la desestabilización del paí­s incitada por jesuitas y sus alumnos terroristas escala hasta el punto de enfrentar al pueblo salvadoreño durante 13 años de guerra.

James Carter el mismo que derrocara al gobierno que ellos imponí­an decide en medio de la guerra terrorista que en El Salvador se darán elecciones y ordena la repatriación de Napoleón Duarte exiliado en Venezuela.

Las intenciones de Roberto D´Aubuisson entonces de revertir el golpe de estado habí­an fallado y habí­amos logrado apenas sacarlo de la cárcel cuando la prensa anuncia que un cacahuatero norte americano habí­a decidido que debí­amos ir a elecciones bajo las balas.

Fue entonces que nos vemos obligados a formar un partido polí­tico.

El PCN habí­a traicionado a la gente de orden, la democracia cristiana estaba dividida y el regreso de Duarte los dividí­a más.

Fundamos ARENA y debí­amos hacerlo conocido del pueblo salvadoreño en tiempo récord y lo logramos gracias a la mujer salvadoreña quienes forzaron a sus maridos a ponerse los pantalones.

En mi libro: Los guerreros de la libertad encontraran los detalles de lo entonces que aconteció y en el detallo que ARENA se ha alejado del pueblo y perderán la elección con su candidato ívila.

Sí­, soy fundador y he dejado de militar en ese partido desde hace muchos años, no sin luchar por tratar de recuperarlo hasta convencerme que el dinero compraba a otros fundadores y estos se volví­an en mi contra.

Por estas razones decido apoyar a Antonio Saca, resultando en otro terrible error, pues solo fingió ir en contra de la cúpula que expulsó del partido y facilitó el segundo triunfo del FMLN.

Mis crí­ticas al partido han llevado a los soba levas y lambiscones y asalariados a llamarme, comunista, aprovechado, anarquista y además a tratar de impedir que mi pensamiento se difunda pues les hace daño.

Honesto es aquel que cambia su pensamiento para ajustarlo a la verdad.

Incluso Roberto D´Aubuisson sabí­a que si el sé apartaba de los principios en los que se basa el partido yo no seguirí­a con él.

Las recientes en cuestas de la UTEC y TResearch, (para verlas solo da clic en las letras azules) dan la razón a todas mis publicaciones en las que exprese que el robo que le hicieron a los pocos votantes de marzo era un error, señale que la imposición de un candidato serí­a catastrófica, que los oscuros manejos para evitar la candidatura de Bukele eran también un error, no se diga del error en la imposición de una mujer para ser vicepresidente y las alianzas con partidos financiados por narcos acabarí­a por aniquilarlos.

Pero en realidad ¿quién es Ernesto Panamá para señalar a errores a los dueños más grandes de propiedades de El Salvador? Nadie.

Pero hoy al recibir información nacional y extrajera de la realidad nacional, de la opinión de los ciudadanos sobre los partidos y gobierno, ¿quién está equivocado?

Ya es tarde.

Mi consejo para los dos partidos que se han burlado y engañado al pueblo es que RETIREN de la contienda electoral a sus candidatos y donen el dinero que va a ganar sus socios de agencias publicitarias a los Hospitales Bloom y Rosales, eso sí­ se los va a agradecer mucha gente.

No se les ocurra con esas reuniones de cúpula dar inicio a acciones violentas y a ir en contra de quién puntea en las encuestas, les va a perjudicar más.

Sigan el ejemplo de muchos en los EE.UU., renuncien para evitar extradición y humillación. O se les olvida que hay una lista de corruptos, traficantes de drogas, armas, pedófilos que creo van a ser dados a conocer y procesar a la llegada del nuevo embajador.

Es tiempo de no interferir más en los derechos del soberano pueblo, ahora son ellos los ciudadanos y no los contados dueños de partidos quienes van a decir su destino.

Deshonesto es aquel que cambia la verdad para ajustarla a su pensamiento

Ustedes señores son pocos y no tienen el apoyo del pueblo, tampoco conocen ustedes la honestidad y menos humildad, es tiempo de que abandonen el barco en silencio y deprisa.

Lamento hablar claro; pero el pueblo lo merece.

P.D.

Se me olvidaba ha publicado un nuevo libro ¿Qué sucede en EE.UU.?, en este enlace puedes conocer sobre él sin compromiso. Quiénes se sientan aludidos por este escrito los invito a comprar pues si estás conocedor de lo que viene quizá puedas evitar mayores daños.

spot_img

Últimas entradas