spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

Violencia ¿una estrategia electoral?

Según analistas, en contienda electoral los partidos tratan de vender paz, seguridad y erradicar las estructuras pandilleriles

spot_imgspot_img

Ante la espiral de violencia producida por estructuras criminales en el paí­s, analistas consideran que la situación está siendo aprovechada como una estrategia electoral frente a los próximos comicios municipales del 2018  y presidenciales de 2019.

En 2015 El Salvador se posicionó como el paí­s más violento de Centroamérica, ese año murieron 6 mil 657 personas y la tasa fue de 104 por cada 100 mil habitantes. El 2016 heredó la vorágine delincuencial, la cual, ante medidas extraordinarias de represión, disminuyó la cifra de asesinatos a 5 mil 278 y la tasa se situó en 80.2 por cada 100 mil salvadoreños.

Lea: Iglesia: violencia es tratada polí­ticamente.

La grave situación y la implementación de algunas polí­ticas de seguridad han sido objeto de “dime que te diré”, principalmente, entre el partido oficial, FMLN, y la oposición, ARENA, quienes, según analistas, están tratando el problema con miras electorales.

“La seguridad pública se ha politizado y ha sido uno de los bastiones principales de nuestros polí­ticos para poder presentarse como mesí­as de la seguridad incorporando elementos polí­ticos partidarios a la misma porque son temas pegajosos y delicados”, dijo el experto en temas de seguridad, Ricardo Sosa.


El analista sostuvo que en cada campaña electoral los institutos polí­ticos tratan de vender paz y seguridad y acabar con las pandillas con la finalidad de ganar votos.

Asimismo, la experta en temas de seguridad, Jeannette Aguilar, declaró recientemente que la inseguridad en el paí­s podrí­a ser utilizada como una estrategia polí­tica.

Lea: Muertes con saña ¿una respuesta a acciones de seguridad?

“Las pandillas son la punta del iceberg, pero detrás de estos grupos hay estructuras que pueden estar utilizando la violencia producida por pandillas para sus propios objetivos, mafiosos empresariales o incluso polí­ticos electorales.  Lo que tenemos es un entramado de actores de violencia legales e ilegales que confluyen para generar esta violencia tan irracional que tenemos”, aseveró Aguilar.

“Intereses polí­ticos impiden tratar inseguridad”

La iglesia católica también ha sido contundente en manifestarse en contra de los confrontamientos partidarios ante la situación de violencia. El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, dijo anteriormente que los intereses polí­ticos-partidarios impiden controlar la inseguridad.

“Es lamentable analizar polí­ticamente esta situación a ver quién saca más ventaja, cada gobierno hemos visto que agrava más la situación porque siempre se ha tratado de forma demagógica buscando ventaja electoral. Deberí­a buscarse el interés común cediendo a los intereses particulares”, apuntó jerarca católico.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias