spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Vidas cruzadas: Lorca y Dalton

El pasado 5 de los corrientes, se cumplieron 121 años del nacimiento de Federico Garcí­a Lorca, poeta y dramaturgo español de gran influencia en la literatura en castellano del siglo XX, es quizá uno de los mayores poetas en lengua española que han existido. Perteneciente a la Generación del 27, Garcí­a Lorca es un autor imprescindible para entender la literatura española y cuya obra, al dí­a de hoy, tiene una gran fuerza y vigencia.

De igual manera, aquí­ en nuestro paí­s, se celebró el pasado 14 de mayo el Dí­a Nacional de la Poesí­a, establecido por decreto legislativo en el año 2013, para honrar este género literario y en conmemoración del nacimiento de Roque Dalton, el poeta más grande que ha tenido este paí­s y que formó parte de la Generación Comprometida. Su obra, de reconocimiento mundial, es la obra de un escritor con un dominio absoluto de la técnica poética, pero además con una profunda sensibilidad artí­stica que siempre se vio reflejada en su poesí­a.

Ambos escritores comparten similitudes que no dejan de sorprender. Además de que eran cultores del género poético, los dos murieron a temprana edad: Garcí­a Lorca a los 38 años y Roque Dalton a los 39. De igual manera, a los dos escritores los ajusticiaron. A Garcí­a Lorca lo fusilaron tras ser acusado de socialista, republicano y homosexual. Y a Roque Dalton lo ejecutaron sus camaradas, culpado de ser espí­a, traidor y contrarevolucionario.

Otra coincidencia que tuvieron fue que, luego de ser asesinados, nunca se supo dónde quedaron los cuerpos. Los perpetradores nunca revelaron el lugar exacto en donde dejaron sus restos. A Garcí­a Lorca lo echaron en una fosa común en algún lugar de Viznar Granada. A Roque Dalton, según informes, lo dejaron en el “Playón”, un árido y rocoso lugar en Quezaltepeque. El hecho de que, a dí­a de hoy, ninguno de los dos cuerpos haya sido recuperado sigue siendo un dolor para sus familias y para sus paí­ses, que no tienen un lugar especí­fico en el cual llorarles y rendirles honores.

Uno y otro fueron asesinados por la intolerancia, los prejuicios y el fanatismo. También la ignorancia tuvo que ver, pues sus asesinos nunca supieron el daño que le hicieron a sus paí­ses, a su cultura y a su singularidad; porque escritores de la talla de Lorca y Dalton no los tiene un paí­s todos los dí­as; su valor es tal que toda su obra es fundamental para la identidad de cada una de sus naciones.

En el plano eminentemente literario, los dos poetas fueron unos genios; en toda su obra encontramos una propuesta estética audaz y renovadora, que rompió los esquemas literarios existentes en sus respectivas épocas. La obra de Lorca renovó la literatura española y la poesí­a de Dalton tuvo un aporte decisivo en el devenir de la literatura salvadoreña.

Hoy que recordamos a estos dos grandes monstruos de la literatura en castellano y sus semejanzas, vale la pena congratularse por la medida tomada por el flamante presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien destituyó a uno de los sindicados en el asesinato de nuestro poeta mayor. Es una acción esperanzadora ‒no solo para su familia‒, sino para todo el paí­s; de la posibilidad que se le haga justicia el poeta más importante que haya conocido El Salvador y que paguen por su culpa quienes lo mataron.

Roque y Lorca ya no están con nosotros. Su presencia, a través de su obra, es hoy más palpable. Sus vidas siguen cruzándose, ahora desde la eternidad.

Avatar
Manuel Vicente Henríquez
Columnista de ContraPunto https://twitter.com/Pregonero_SV

Últimas entradas