spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

Vicepresidente confirma que sigue en pie el plan de instalar CICIES

La experiencia de Guatemala y Honduras ha llevado a desmantelar amplias redes de corrupción en el Ejecutivo y en el Legislativo.

spot_img

El vicepresidente Félix Ulloa confirmó que ya están encaminados a instalar un organismo independiente, con ayuda internacional, que se encargará de combatir la corrupción en el paí­s.

Durante una entrevista con la cadena internacional CNN sobre acuerdos migratorios, Ulloa mencionó que la corrupción es una de las causas por las que cientos de salvadoreños se marchan hacia otros paí­ses, para salvar su vida o huir de la pobreza.  “Hemos identificado que una de las causas estructurales (de la migración) es la corrupción que hubo en las administraciones anteriores. Una de las propuestas que estamos ya trabajando es la creación de una comisión internacional contra la corrupción y la impunidad, la CICIES, que es un clamor popular”, sentenció Ulloa durante la entrevista.

El nombre de esta entidad es una sugerencia y podrí­a modificarse, o no. Está inspirado en el organismo que instaló el paí­s vecino: la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que ha llevado a la cárcel a un presidente, su vicepresidenta y provocó una tormenta diplomática para Jimmy Morales, presidente guatemalteco.

“La CICIES va a ir de frente a combatir no solo la impunidad y la corrupción, sino que va a tratar de generar ya nuevos patrones culturales, para que la población vaya cambiando esa aceptación a que la corrupción es algo natural”, agregó además Ulloa. “Es un mal endémico”, enfatizó.

El vicepresidente agregó que también se dedicarán a combatir otras causas que provocan la migración irregular, por ejemplo, el magro crecimiento económico. Detalló, por ejemplo, que el objetivo de nuevas instancias como la Secretarí­a de Comercio e Inversiones es generar “confianza y seguridad jurí­dica para la atracción de más inversiones”.

En cuanto a la comisión internacional, la experiencia en las dos naciones vecinas del Triángulo Norte centroamericano es diferente. Guatemala, por ejemplo, instaló la CICIG con el apoyo y la presencia directa del sistema de las Naciones Unidas.

Honduras lo hizo con la Organización de los Estados Americanos (OEA). Con ese apoyo, instaló la Misión de Apoyo  Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH). Parte de los resultados de sus investigaciones han vinculado a diputados y a familiares del expresidente Porfirio Lobo en diversos casos de corrupción.

En El Salvador, la impunidad es uno de los reclamos más comunes por parte de la población. Después de los tiempos de represión en los años setenta, y después de la guerra civil de los ochenta, el Estado no llegó a sancionar cientos de crí­menes que salieron a la luz. Por ejemplo, el  asesinato de san Óscar Romero (1980), de Roque Dalton (1975), masacres como la del rí­o Sumpul y la de El Mozote. Luego hubo crí­menes atroces que tampoco llegaron a condenas ejemplarizantes, como la violación y asesinato de Katya Miranda o la masacre de San Blas.

La CCIES fue una promesa de campaña de Bukele y, antes de que comenzara la gestión, el plan era encargarle esta comisión a la vicepresidencia. Por ahora, no se ha confirmado si se mantienen estos planes.  Cuando está construida la propuesta, tendrá que pasar por la Asamblea Legislativa.

En El Salvador, la posición de los dos fiscales generales que han ejercido desde que se sugirió  una comisión contra la corrupción, Douglas Meléndez (2016-2019) y Raúl Melara, ha sido de cierto escepticismo, pues han solicitado que se fortaleza su institución primero. 

Una de las señales que también ha dado Ulloa es la reunión con el subsecretario general de asuntos polí­ticos de la ONU, Miroslav Jenča. Durante el encuentro, abordaron la constitución de la referida comisión.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias