spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Un payaso y un enfermero del MINSAL son algunos de los capturados por trafico de pornografía infantil

Las operaciones de la red de pornografía infantil permitía eran intercambiadas por WhatsApp desde El Salvador hasta Vietnam

spot_img

Un payaso y un enfermero del Ministerio de Salud forman parte de los 34 sujetos que fueron capturados por la Policía Nacional Civil (PNC), este viernes, por estar señalados de integrar una estructura que distribuía pornografía infantil a nivel internacional, por medio de dispositivos digitales.

La Fiscalía General de la República (FGR) indicó que los sujetos utilizaban chats para distribuir el material, los cuales eran administrados por números de México y en ellos encontraron 81 números de salvadoreños que están en una segunda etapa de investigación.

El Ministerio Público indicó que desde Pakistán, Indonesia, Guatemala y otros países proveían videos e imágenes de prostitución infantil, en total, la red opera en 10 países del mundo.

“Esta red que opera a nivel internacional había logrado infiltrarse en nuestro país. Se tienen identificados los números telefónicos abonados a la estructura”, informó la Fiscalía General de la República.

Los delitos que les imputan son adquisición o posesión de material pornográfico de niñas, niños, adolescentes o personas con discapacidad a través del Uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

La Fiscalía explicó que entre los capturados se encuentran dos cabecillas. Se trata de Javier Alfredo Iraheta y Miguel Antonio Bernal.

Además, entre los detenidos se encuentra Denis Alexander Rivas Castro, quien trabajaba como Payaso, y Daniel Enrique Castro Castro, quien es enfermero.

Las detenciones tuvieron lugar en los departamentos de La Libertad, San Salvador, Cabañas, Usulután, San Miguel, La Unión, Sonsonate, Santa Ana, Ahuachapán y La Paz.

El jefe de la oficina Fiscal se Zaragoza, Henri Gutiérrez catalogó este procedimiento como “un hecho sin precedente en la historia reciente de nuestro país”, por cuanto se golpea al crimen organizado Transnacional y se da una respuesta a la niñez salvadoreña que se vuelve más vulnerable con este tipo de hechos delictivos.

La institución detalló que en el procedimiento participaron unos 50 fiscales provenientes de las oficinas de Zaragoza, Santa Tecla, San Salvador, Apopa, así como personal destacado en las oficinas fiscales de la zona oriental y occidental del país. Por su parte la PNC aportó al menos 100 agentes quienes decomisaron abundante material electrónico y dispositivos de comunicación que serán analizados para robustecer aún más las investigaciones.

Al hacer un análisis del caso en mención, el fiscal Gutiérrez informó que el mismo inició entre los años 2018 y 2020 cuando se tuvo conocimiento mediante denuncia ciudadana sobre la existencia de una red dedicada a divulgar y comercializar material pornográfico infantil; por lo que de inmediato iniciaron las investigaciones junto a la Unidad de Delitos Informáticos de la PNC para dar con el paradero de los culpables.

El informe fiscal señala que, inicialmente se procedió a la detención de los considerados cabecillas de la estructura, Javier Alfredo Iraheta López como creador y administrador de la red y Miguel Antonio Bernal Pérez. El primero fue detenido el 25 de mayo de 2018 y el segundo el 25 de septiembre de 2020.

Según la Fiscalía, al requisarles sus respectivos teléfonos celulares y hacer un análisis minucioso de los mismos se logró establecer que ambos sujetos formaban parte de una red internacional de WhatsApp administrados por números aparentemente mexicanos, en donde se compartían abundante material de contenido sexual infantil video/imagen con al menos 81 números telefónicos de salvadoreños.

Asimismo, la FGR detalló que para lograr la individualización de los abonados cuyos números aparecían en el listado se realizó un rastreo y análisis de la información que los mismos poseían como bitácoras de llamadas, análisis de extracción de la información, elaboración de perfiles de los posibles sospechosos y la ubicación de residencia de los supuestos culpables.

FGR agregó que dicha investigación arrojó que se ubicaron 80 números telefónicos de los cuales se tienen 65 abonados y se logró ubicar a 37 de ellos, de los cuales 31 son personas portadoras de sus números (confirmado que ellos tenían el número sospechoso en el momento que se compartió la información.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias